Tolerancia cero frente a drogas, Cuba

Mantiene Cuba lucha contra uso indebido y tráfico ilícito de drogas

Tolerancia cero es el principio de Cuba frente al consumo y tráfico ilícito de drogas, que aunque no constituye un problema social grave en nuestro país, la voluntad del Gobierno es la de fortalecer cada día el enfrentamiento al flagelo mundial del narcotráfico y prevenir mediante acciones multisectoriales el uso indebido de estupefacientes.

Cuba integra las tres convenciones de la ONU para enfrentar el consumo de narcóticos y mantiene activa la vigilancia para impedir que narcotraficantes internacionales usen su espacio aéreo o entorno marítimo con la intención de penetrar ilícitamente en su geografía estas sustancias que tanto afectan a la salud, la familia y a la sociedad.

A ese propósito se unen la Aduana y la Fiscalía General de la República porque los intentos para entrar drogas a la Isla persisten con un incremento de amenazas.

Aunque el uso de las drogas ha estado presente desde el mismo surgimiento de la humanidad, hoy constituye una problemática a escala global pues ha aumentado aceleradamente el número de personas que las consumen con abuso o dependencia y también las facilidades para adquirirlas en sus formas naturales o sintéticas con altos perjuicios biológicos, psicológicos y sociales.

A pesar de que, por lo general, la sociedad cubana tiene percepción de las graves consecuencias de la drogadicción y reconoce la necesidad de fuertes sanciones penales contra el uso indebido y tráfico ilícito de las drogas, existen en la actualidad factores de riesgo como familias disfuncionales y la situación de crisis socioeconómica que vive el país que propician estados de estrés, frustraciones y comportamientos delictivos, brechas reales por donde pueden colarse su consumo y comercialización ilegal.

Si bien es cierto que el Ministerio de Salud Pública cuenta con un Programa Nacional de Prevención y Control para las adicciones, y un servicio de Consejería Telefónica (103) confidencial, anónimo y gratuito 24 horas del día, el reto fundamental está en evitar la iniciación del consumo de drogas en la población infanto-juvenil, el sector más vulnerable.

Lea también:

Prevenir el consumo de drogas en la adolescencia, prioridad de hoy

En ese sentido la familia y la escuela desempeñan un papel primordial propiciando un ambiente saludable y seguro, donde se fomenten la confianza, la comunicación, información y respeto que propicien una actitud de rechazo y disminución del consumo de sustancias nocivas durante la adolescencia.

Aunque en Cuba es más difícil acceder a las drogas ilegales, sí es preciso prestar mucha atención a la prevención del tabaquismo y el alcoholismo o al uso de medicamentos, que junto a la ingestión de bebidas alcohólicas provocan efectos similares a las drogas.

Este 26 de junio es el Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas. La educación y la concienciación son claves en esta batalla en la que todos los actores de la sociedad son indispensables.

Yamila Pupo Otero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 3 =