Dr. Wilber de Jesús, Holguín, visita, Rusia
Doctor Wilber Jesús Riverón Carralero en su visita a Rusia. Foto: Cortesía del entrevistado.

Wilber Jesús, un joven médico de su tiempo

El joven médico holguinero Wilber Jesús Riverón Carralero si bien solo cuenta con 27 años de edad ha sabido aprovechar su tiempo en función de su superación personal y profesional.

A su corta edad es especialista de primer grado en Medicina Interna mediante internado vertical, cursa estudios doctorales, es profesor principal en la Universidad de Ciencias Médicas de Holguín (UCMHo), forma parte del capítulo joven de la Academia de Ciencias de Cuba, asume la presidencia del Capítulo Provincial de Medicina Interna y más recientemente fue uno de los 20 jóvenes seleccionados en Cuba para formar parte del programa Nueva Generación, que lleva a cabo la Federación Rusa.

Este 2023 fue el primer año en que Cuba participa en dicho programa, el cual funciona desde el año 2011 para jóvenes representantes de los círculos científicos, políticos, sociales y de negocios de diferentes naciones, con el fin de que conozcan la vida científico-educativa y cultural de Rusia.

Esta es una manera también de crear propuestas de desarrollo y cooperación entre los países participantes, una experiencia en la que durante algo más de una década han formado parte más de 50 países y alrededor de 40 mil delegados.

Al referirse a esta oportunidad profesional el joven clínico explica que “El proceso de selección tuvo en cuenta un encuentro con jóvenes de biomedicina. De manera que se mandaron los currículums vitae a Rusia de los posibles candidatos a participar y ellos fueron los encargados de seleccionar a los jóvenes, los que debían tener entre 25 y 35 años de edad y contar con logros académicos investigativos relevantes.

“En Cuba se seleccionaron 20 jóvenes, de ellos nueve del Grupo empresarial estatal BioCubaFarma, seis del Ministerio de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente (Citma) y cinco del Ministerio de Salud Pública (Minsap), de este último grupo yo fui uno de los seleccionados”.
Delegación cubana, intercambio científico, Rusia
Doctor Wilber Jesús Riverón Carralero junto a la delegación cubana que visitó Rusia. Foto: Cortesía del entrevistado.
Oportunidades profesionales del programa Nueva Generación

El programa sesionó del 4 al 11 de noviembre en Moscú, el cual representó una oportunidad única para este joven científico que labora en el Hospital Clínico Quirúrgico Lucía Íñiguez Landín.

Lea también:

El Hospital Lucía, un cuarto de siglo dedicado a sus pacientes

“Este evento tuvo el objetivo fundamental de retomar los lazos investigativos que existían cuando la antigua Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y fomentar los intercambios académicos e investigativos entre ambos países. Se dio a conocer que a partir de este año se otorgarán plazas que financiará el gobierno ruso para estudios de postgrado, al ser un intercambio que está llamado a ir en aumento.

“Durante la estancia en Moscú, visitamos centros históricos, desde la Plaza Roja; el Museo de la Victoria, que ilustra la derrota de la URSS sobre el ejército fascista; así como otros lugares emblemáticos. Visitamos centros de investigaciones, hospitales de última tecnología, institutos de investigación. Tuvimos la oportunidad de estar también en el laboratorio donde se asumió el procesamiento de las muestras cuando el Covid-19 en Moscú, el cual fue el más grande que existió en Europa en ese tiempo.

“En ese sentido, la parte rusa se mostró muy interesada en el desarrollo biotecnológico cubano y el potencial científico, de hecho manifestaron su asombro de que Cuba siendo un país bloqueado hubiese desarrollado cinco candidatos vacunales, cuando a ellos les tomó más tiempo desarrollar su propio inmunógeno, teniendo en cuenta la tecnología de último nivel con que cuentan.

Lea también:

Díaz-Canel agradece aporte de científicos y expertos de salud

“Además el médico cubano destaca por su gran capacidad humanista y por el contacto directo con el paciente, que no es lo común en países desarrollados, pues ellos se gradúan y atienden pacientes por simuladores, no los tocan directamente. Están muy motivados también a intercambiar experiencias en la educación médica con la cultura en la parte cubana y demás.

“Intercambiamos con autoridades de Moscú, delegados y diputados de la Cámara de Representantes, quienes se mostraron muy interesados en la cooperación. El último día participamos en el acto de clausura en la Universidad de Moscú, específicamente en la Facultad de Química, que es la más grande de la universidad, donde estudian jóvenes de más de 100 nacionalidades”.

Como parte de este programa se mantiene la comunicación con sus participantes pues el pasado 30 de noviembre los jóvenes que visitaron Moscú participaron vía online en una conferencia ofrecida  desde el Instituto Nacional de Higiene y Epidemiología de Moscú. Además se les dio a conocer la invitación a participar en marzo del 2024 en la ciudad rusa de Sochi, en el Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes.

Motivaciones para optar por la carrera de Medicina
Dr.Wilber de Jesús, estudiantes de Medicina, Holguín
Dr. Wilber Jesús Riverón junto a estudiantes de Medicina. Foto: Cortesía del entrevistado
“La carrera de Medicina es compleja, muchas veces no existe en los jóvenes la motivación propiamente a elegirla, o tal vez por dificultades en la formación vocacional. Más que todo, la carrera la elegí teniendo en cuenta que siempre me había gustado ayudar a los demás, la parte investigativa siempre me ha gustado y la docencia  me apasiona. En un médico se conjuga la esfera docente, asistencial, administrativa e investigativa.

“Una vez que entré a la carrera, me gustó muchísimo, cada día fui enamorándome más de ella. Eso hizo posible que optara por mi ayudantía, lo cual me propició ser interno vertical, residente y dirigirme a la especialidad que siempre me ha gustado: la Medicina Interna. De ahí que actualmente me desempeñe como tal”.

Equilibrio entre la vida personal y la profesional

“Mi vida personal, como todo joven, tiene la parte profesional, esta última me roba mucho tiempo, porque trabajo en el hospital “Lucía” de lunes a sábado, de mañana a tarde, debo hacer guardias médicas y la parte personal si no fuera por el apoyo de la familia, sería imposible.

Me ayuda el ser soltero y no tener hijos, pues con esas responsabilidades me sería más difícil el desarrollo profesional. Si no fuera por mi familia que me permite dedicar esta gran parte de tiempo a mi superación profesional, no podría. Además trato de eliminar los elementos estresantes, tener contacto directo con la naturaleza, hago salidas esporádicas para desconectar con el medio, pues no todo puede ser trabajo, hay que vincularlo todo con el crecimiento personal”.

Metas por cumplir…
“Solamente tengo 27 años, apenas me gradué en el año 2020, llevo casi un año de especialista y lo primero a un futuro inmediato, que debo terminar en el año 2024 es mi tesis de doctorado

Lea también:

Internado vertical, experiencias desde Holguín

“Pienso realizar algún estudio postdoctoral en Cuba o en el extranjero, en cualquier oportunidad de beca y seguir contribuyendo al sector desde la parte académica, porque me gusta mucho la docencia, por eso soy profesor principal en la UCMHo, para formar las nuevas generaciones. Trato de motivar a los jóvenes porque existe la falsa creencia de que para ser Doctor en Ciencias, ser un académico, un investigador, hay que tener más de 40 o 50 años, principios que han cambiado.

“De hecho, la Academia de Ciencias de Cuba se encargó de crear un capítulo joven donde nosotros fuimos seleccionados para formar parte de él, el cual está integrado por 62 jóvenes del país, muestra de que hay que garantizar el relevo, porque en la juventud como diría el Che, está la arcilla principal de nuestra obra”.

Al conversar con el doctor Wilber de Jesús Riverón se aprecia el gran dominio de los temas que trata, la preparación evidente en el campo de las ciencias médicas, su capacidad para asumir múltiples tareas con éxito, pero sobre todo su madurez y enfoque en lograr sus sueños, esos que pese a su juventud no han sido imposibles de alcanzar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 − 2 =