Hospital Lucía Íñiguez, Salud Pública, Holguín
El doctor Luis Mario Carrasco Feria, director del hospital Lucía, felicita a su equipo de trabajo en el aniversario 25 de la institución. Foto: Maylín Betancourt.

El Hospital Lucía, un cuarto de siglo dedicado a sus pacientes

Cuando en 1998 se inauguró el Hospital Clínico Quirúrgico Lucía Iñiguez Landín, iniciaba la historia de un centro de salud que como expresara el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, “surgió como premio y estímulo a los holguineros”.

A lo largo de estos 25 años ha sabido ganarse un lugar destacado en el desarrollo de técnicas y procedimientos clínicos, quirúrgicos y de medios diagnósticos, de ahí que cada año asume retos mayores, a partir de sus potencialidades.

Con la presencia de las máximas autoridades políticas, gubernamentales y sanitarias de la provincia aconteció el acto en saludo al aniversario, donde se otorgaron ocho premios Lucía por la obra de la vida a destacados trabajadores.

Sobre su recuento histórico y los retos que enfrenta el centro, comentó el doctor Luis Mario Carrasco Feria, director de la institución hospitalaria:

“Contamos con 36 especialidades, de ellas 12 interconsultantes. La situación económica del país ha incidido de manera significativa, pues en 2019 este centro cerró con más de 21 mil cirugías y este año dista mucho de ese número, otro de los retos que ha tenido que enfrentar el hospital. No obstante, nuestro personal mantiene el compromiso con la calidad de vida de los pacientes, aun cuando las condiciones materiales no son las óptimas. También nos enfrentamos al mejoramiento del sistema ingeniero que ha permitido un hospital vital”.

Veinticinco años atrás
Hospital Lucía Íñiguez, Salud Pública, Holguín
El especialista de segundo grado en Imagenología, José Alberto Álvarez Cuesta, fue fundador del Hospital Clínico Quirúrgico de Holguín. Foto de la autora.

El Hospital Lucía nació con una tecnología avanzada al contar con una Tomografía Axial Computarizada, Resonancias Magnéticas Nucleares y un Equipo Multicorte.

El especialista de segundo grado en Imagenología José Alberto Álvarez Cuesta, uno de los ocho trabajadores reconocidos con el Premio Lucía, fue testigo de sus inicios y así lo recuerda:

“Fui el primer médico de este hospital en el servicio de Imagenología, con la puesta en marcha de la Tomografía Axial Computarizada. En aquel momento era el primer tomógrafo de tipo espiral o helicoidal que había en el Oriente y tuvimos que asumir la atención de las cinco provincias de esta región del país.

“Solo se habilitó el local del tomógrafo y otros locales aledaños para poder prestar atención. Eso fue una experiencia enorme, tan grande que nos ha marcado para toda la vida”.

Álvarez Cuesta ha sido testigo de la incorporación de procedimientos como la cirugía funcional para el tratamiento de Parkinson y la cirugía mínimamente invasiva, entre otros.

Hospital Lucía Íñiguez, Salud Pública, Holguín
La doctora Neyla Santisteban, fundadora del Lucía, conoce con lujo de detalles los procesos de trasplantes. Foto de la autora.

El Hospital Clínico Quirúrgico de Holguín es reconocido, además, por la calidad en las diferentes modalidades de trasplante, entre ellos el trasplante renal, consolidado como uno de los mejores de su tipo en el país, junto al de córnea y el de médula ósea.

En tal sentido, la Jefa del servicio de Trasplantes de Órganos Abdominales, la doctora en Ciencias y merecedora de la orden Carlos J. Finlay Neyla Santisteban Collado, refiere:

“Viví el inicio del Clínico Quirúrgico. Cuando este hospital empezó, nosotros teníamos nuestro servicio de trasplantes en el Hospital Lenin y decidimos trasladarnos aquí porque era un hospital nuevo y había más condiciones, más espacio para atender mejor a los trasplantados.

“Formamos las salas de cirugía, nosotros mismos trasladamos las camas de los almacenes a la sala y las montamos, creamos las salas de cirugía para que ingresaran los pacientes quirúrgicos y, de igual forma, trasladamos todo nuestro equipamiento para trasplante del Lenin hasta aquí. Este es nuestro hospital y esta sala es nuestro hogar”.

La juventud: garantía del futuro
El Hospital Lucía, un cuarto de siglo dedicado a sus pacientes 2
A pesar de las dificultades económicas, el personal médico trabaja para ofrecer una atención de calidad a sus pacientes. Foto de la autora.

Es la juventud pilar fundamental de esta institución, tal es el caso del doctor Wilber Jesús Riverón Carralero, graduado en 2020 y actual especialista de primer grado en Medicina Interna, quien explica el aporte de este centro en su formación:

“Desde que estaba en segundo año de la carrera me vinculé al hospital como alumno ayudante primeramente, luego fui interno vertical. El hospital siempre ha sido un espacio propicio tanto para el desarrollo de los estudiantes de pregrado como para el desarrollo profesional del posgrado, pues se le brinda la atención a los pacientes, a la vez que se consolida como un espacio de crecimiento profesional para trabajadores y docentes”.

No se puede olvidar que durante la etapa de la COVID-19 este centro fue considerado el más grande del país en el enfrentamiento a la enfermedad, con más de 800 camas. Momentos muy difíciles para la actividad asistencial y quirúrgica, pero que permitió un crecimiento profesional.

La especialidad de Neurocirugía también se ha desarrollado en el Hospital Clínico de Holguín con un personal de alta calificación. Por su parte, el Centro Oftalmológico, además del trasplante de córnea, ha desarrollado actividades a la altura de países desarrollados.

El Hospital Lucía, un cuarto de siglo dedicado a sus pacientes 3
En 25 años, el Hospital Clínico ha sabido ganarse un lugar destacado en el desarrollo de procedimientos clínicos, quirúrgicos y medios diagnósticos. Foto: Amaury Betancourt.

Aun cuando las carencias son reales, esto no ha sido un impedimento para enfrentar la urgencia y la emergencia que llega al hospital, asistirla y darle solución.

Este aniversario es motivo de celebración para quienes por elección, casualidad o azahar del destino han transitado o permanecen allí bajo el firme propósito de devolver salud, salvar vidas, sembrar tranquilidad y alegrar a las familias de quienes alguna vez han requerido atención médica en este hospital provincial, que se consolida como un gigante del territorio nororiental.

Llegar a la obra que se disfruta hoy no ha sido tarea fácil, para ello se han tenido que sortear innumerables dificultades, pero la labor ininterrumpida durante más de dos décadas se traduce en generaciones de batas blancas que traen luz a la población de Holguín y de otras provincias del Oriente cubano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 + diez =