Celebración, Taller, Encadenamiento productivo, Holguín, Alejandro Gil
Celebración de Taller sobre encadenamiento productivo en Holguín. Foto: Osvaldo Pérez Díaz

Asiste Alejandro Gil a Taller Encadenamiento Productivo y Cadena de Valores en Holguín

Con la presencia de Alejandro Miguel Gil Fernández, Ministro de Economía y Planificación en Cuba, se efectuó en Holguín el Taller Encadenamiento Productivo y Cadena de Valores, auspiciado por la Empresa Productora y Distribuidora de Alimentos (Numa) y la Asociación de Economistas y Contadores, que celebrarán su Día Nacional el próximo 26 de noviembre.

El evento, que se celebra como parte de la Jornada Científica-Productiva de Economía y Planificación, contó también con la presencia de las máximas autoridades políticas y gubernamentales de la provincia.

Durante sus sesiones, en ExpoHolguín, especialistas y directivos de Numa, expusieron experiencias y logros obtenidos gracias al encadenamiento productivo con nuevos actores económicos, entre ellos varias Mipymes del territorio, lográndose con esa relación la producción de 11 mil 689 toneladas de productos alimenticios.

Trascendió que la compra de materias primas ha permitido la elaboración y producción de varios productos, como también existen nuevas ofertas a partir de producciones agrícolas.

Gil Fernández explicó que algunas empresas estatales han ido transformando su propia misión con el arrendamiento de locales, cobran un alquiler y basta, pero eso no es encadenamiento productivo.

Por citar un ejemplo, las empresas que no exportan, y que operan dentro del territorio, acceden a la divisa a través de un supuesto encadenamiento con una Mipymi, que adquiere mercancías mediante la compra de divisa en el mercado informal, lo que provoca distorsión del objeto social y altos precios en la venta de productos.

Afirman que Cuba tiene posibilidades de cumplir planes económicos

El también miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba dijo que no podemos legalizar lo ilegal y eso es responsabilidad de todos, como tampoco el encadenamiento productivo debe basarse en la importación y la reventa.

No se trata de una solución que dependa de una voluntad económica, lo real está en el incremento de las producciones, un verdadero encadenamiento productivo, donde participemos todos, el Estado y los nuevos actores económicos que también son nuestros, pues sus propietarios y trabajadores en su mayoría proceden de nuestro sistema empresarial, afirmó.

Según Gil Fernández la demanda insatisfecha es una oportunidad para la economía cubana, el camino está en producir, en el encadenamiento productivo porque se cuenta con capacidad instalada y recursos humanos, que pueden, incluso, incentivar la inversión extranjera.

Señaló que las buenas experiencias que existen en algunos territorios hay que multiplicarlas en los municipios, porque las estrategias de desarrollo local pueden ofrecer mejores resultados que se reviertan en la macroeconomía del país.

Lea también: Destacan alcance de Estrategia de Desarrollo Municipal en Moa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve + 16 =