Felipe Vera, locutor, mejicano, mexicano, radio, improvisar, capacitado
El locutor mejicano Dr. Rafael Vera habló sobre la radio y su futuro, durante la realización del XXXIV Festival Nacional de la Radio cubana en Holguín. Foto: Cortesía de la realizadora

Felipe Vera, en la radio hay que estar bien capacitado

Al amanecer le encontré buscando algún pajarillo en los frondosos árboles del hotel Pernik, como todo amante de la naturaleza y del sonido de las aves.

Y aunque, el invitado al XXXIV Festival Nacional de la Radio cubana, no encontró los pajaritos el diálogo ameno y de aprendizaje lo inicié con el Dr. Felipe Vera Martínez, presidente de la Asociación Nacional de Locución en Yucatán, Mérida, México.

Doctor es su primera visita o conocía la ciudad de Holguín, ¿qué apreciación tiene?

“Es una gran emoción visitar esta ciudad de Holguín. Hace años quería venir y por varias razones no había sido posible. Fuimos a la Loma de la Cruz. Es un espectáculo maravilloso, es bellísimo ver la ciudad iluminada”.

“También aprecié los sones que estuvieron tocando. Ese muchacho es un buen artista Norberto Leyva, le felicité”, dijo muy alegre.

¿Cuál es su opinión sobre el Festival de la Radio cubana?

“El Festival es uno de los más importantes que se hace en el país. Es uno de los incentivos para apoyar a las nuevas generaciones de radialistas, como se le dice acá a los guionistas, productores, locutores y directores..”

“En la Radio no se puede improvisar. Hay que estar muy bien capacitado y conocer cuál es el tema que se va a abordar para hacerlo llegar a la gente”, afirmó.

Hoy se habla de la Radio en Internet, de la Radio del futuro, en su opinión, ¿puede morir la Radio?

“La Radio del futuro ya llegó hace mucho tiempo. Dicen que va a morir y digo que no. Soy propietario de la Radio Veramar FM, dedicada a la música mexicana. Y le digo la Radio no va a morir, porque no necesita Internet

“Está desapareciendo la frecuencia A.M … no era un buen sonido. La Radio se va transformando y en las nuevas plataformas que salieron cuando la pandemia de la Covid-19.

Ahorita una estación de Holguín se puede escuchar en todo el mundo y en cualquier rancho. Yo pincho en Google un globito y aparecen las emisoras de Cuba, y tranquilamente las escucho desde mi rancho en Mérida”.

¿Considera que los jóvenes están adictos a la Internet?

“Y sí, existe un fenómeno que nos quedamos sin Internet cuatro horas y parecen hormigas locas. Yo digo que nos han idiotizado. Los jóvenes están hipnotizados parecen zombis con los teléfonos por las calles y no miran a nadie, porque están ahí”.

Usted es locutor, guionista, director de programas con un reconocimiento nacional e internacional, ¿cuáles son las condiciones para ser un excelente locutor?

“Ya no se usan las voces engoladas. Lo principal es que tenga una buena respiración, para que tenga dicción, modulación de la voz y la pronunciación, esta, tiene que ser muy precisa y clara. Sin esos cuatro elementos difícilmente puede llamarse locutor, porque hay gente que habla muy rápido, no se le entiende nada. Y se le siente que halan el aire (jadeo).

“Yo le digo a mis chamacos: Al abrir la boca hay que conectar con el cerebro. Qué les voy a decir, a quién, cuál es mi público, cómo se lo voy a decir. Y para qué se lo voy a decir.

“Considero que la persona que habla en un medio de comunicación, el que hace Periodismo, locución, debe estar en constante superación y sensibilización. No es lo mismo dar la noticia de que alguien murió o ganó un premio, porque podemos dañar la sensibilidad de esa persona.

“Cuidar el vocabulario, debe tener cultura. Y no utilizar frases altisonantes. Hay que respetar al auditorio, a quien escucha “.

Con una sonrisa, el abrazo sincero al pueblo holguinero, cubano y la gran noticia de que será distinguido en los próximos días con el Premio Nacional de la Locución, en reconocimiento a su prolífera carrera de 51 años en la radio y la televisión en México, terminó este diálogo de aprendizajes.

Mavel Ponce de León
Últimas entradas de Mavel Ponce de León (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 3 =