nuevo curso escolar, Holguín, sociedad, curso
En la provincia de Holguín se inició el curso escolar este lunes cuatro de septiembre de 2023. Foto: Heide Calderón

Volver a septiembre

Este lunes, en las calles holguineras, hubo algarabía de nuevo. La típica alegría de los primeros días de septiembre:  el ajetreo de los padres con sus hijos rumbo a las escuelas, algunos con la emoción (o el susto) de la primera vez. En las aulas se repitieron escenas como la del abrazo fuerte y sincero de los amigos, el apretón de manos al profe o el beso tierno de la madre que se despide de su niño con un “pórtate bien” y luego sigue al trabajo. Cada persona, sin importar a qué generación pertenezca, guarda un buen recuerdo de septiembre.

Leer más: Desarrollan en Holguín acto provincial por inicio del curso escolar 2023-2024 (+ Fotos)

Con la llegada de septiembre, muchos renuevan sus esperanzas conscientes de que solo por medio de la instrucción asegurarán un mejor futuro a sus hijos. Sin embargo, también afloran viejos fenómenos que, aunque conocidos, no dejan de alarmarnos, entre ellos, familias empeñadas en entregar totalmente a los maestros las responsabilidades educativas. Al volver septiembre se escucha entre muchos padres la preocupante expresión: “¡al fin, un descanso!”.

Para comprender que el progreso de la infancia y la adolescencia depende de una relación armoniosa entre la familia y la escuela, resulta esencial crear espacios de diálogo, donde ambas partes puedan encontrarse, construir y colaborar.

La escuela, en consecuencia, se convierte en el espacio físico perfecto para la formación no solo de los educandos, sino también de sus progenitores. Así, resultarían viables las “Escuelas de padres” que en muchos centros educacionales se han olvidado y con las cuales la institución podría contribuir con su experiencia pedagógica a la educación hogareña.

Por suerte, hoy muchas personas se mueven con un dispositivo móvil en su bolsillo y una gran parte de ellas hacen uso de las redes sociales. Las escuelas, en medio del paulatino proceso de informatización que vive Cuba, están adaptándose cada día más a esta realidad digital y es difícil no encontrar una que no haga uso del WhatsApp con la finalidad de agilizar el contacto con las familias y mantenerlas informadas casi en tiempo real.

A sacarle partido a esa realidad nos obligó una crisis sanitaria como la pandemia de Covid-19, época en la que cada familia terminó demostrando cuán decisiva es en la formación de sus hijos, haciéndose responsable del cumplimiento de las clases, tareas y evaluaciones que por entonces se producían exclusivamente en escenarios virtuales.

Ha vuelto septiembre y el inicio de una nueva etapa docente no puede traducirse en relajamiento o despreocupación. Por el contrario, resulta para padres, abuelos, y hermanos la señal de arrancada de una nueva carrera en favor de la educación de las nuevas generaciones, tanto en el plano intelectual como humano, en la que no conviene quedar rezagados.

Aniel Santiesteban García
Últimas entradas de Aniel Santiesteban García (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × cuatro =