prevención, cáncer de próstata

Holguín por una mayor prevención del cáncer de próstata

Aunque en Cuba la atención médica se caracteriza por su carácter preventivo las enfermedades oncológicas —entre ellas el cáncer de próstata— continúan siendo una de las principales causas de muerte en la provincia de Holguín.

Este 11 de junio, Día Mundial del Cáncer de Próstata, es una fecha que tiene la intención de sensibilizar a la población masculina en cuanto a la necesidad del diagnóstico temprano de esta dolencia con mayor incidencia en los hombres con 60 años y más.

Precisamente la edad es un factor de riesgo a tener muy en cuenta, y en Holguín se dispara la alarma porque es uno de los territorios del país con mayor índice de envejecimiento poblacional. Actualmente más de cien mil habitantes son adultos mayores del sexo masculino.

Por tanto, si tenemos en cuentan que existe una relación directamente proporcional entre la edad y el riesgo de desarrollar cáncer de próstata, comprendemos entonces que la cifra de holguineros de adultos mayores alerta sobre la elevada probabilidad de la tendencia creciente de la morbimortalidad por esta causa.

Por supuesto, otros elementos esenciales que deben vigilarse todavía más desde la Atención Primaria de Salud son los factores genéticos y antecedentes familiares de primera línea, además de la educación y promoción de estilos de vida y hábitos nutricionales saludables.

Pero, estas acciones son más efectivas si prestamos atención a señales de nuestro cuerpo que avizoran cambios en su funcionamiento normal y de esta manera evitar acudir tardíamente al médico cuando las posibilidades de curación disminuyen.

La prevención y localización precoz del tumor prostático constituyen importantes retos sanitarios en esta nororiental provincia porque en los últimos años, por estadística, es el tipo de cáncer más frecuente y causante del mayor número de muertes en el sexo masculino.

A pesar de los avances tecnológicos aplicados al diagnóstico, atención y tratamiento de esta enfermedad, lamentablemente, por lo general, su detección ocurre en fases avanzadas.

Asimismo, todavía patrones socioculturales inciden en que muchos hombres se rehúsen a exámenes preventivos como el tacto rectal.

Otros desconocen que el pesquisaje con antígeno prostático específico, conocido como PSA, mediante análisis de laboratorio, previene y reduce la muerte por cáncer de próstata.

Por supuesto, el desabastecimiento de insumos médicos que afecta al país en el presente compromete muchas veces esta acción de prevención.

Pero, pese a esa realidad, es recomendable que la población masculina, mayor de 50 años de edad, no descuide los controles médicos preventivos y regulares para evitar padecer este tipo cáncer, el más común en los hombres.

Los diagnósticos tardíos impiden el incremento de la sobrevida, conllevan a tratamientos más invasivos y originan dificultades en la atención médica con impactos personales, sociales y económicos significativos.

La responsabilidad personal debe ir de la mano de los esfuerzos del Sistema de Salud Cubano para incrementar la supervivencia, mejorar la calidad de vida y disminuir la mortalidad de los pacientes que padezcan este tipo de cáncer.

Lea también:

Por un diagnóstico, atención y tratamiento oportunos del cáncer de mama

Yamila Pupo Otero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 5 =