cáncer de próstata, Holguín, Salud, Medicina
El lazo azul sensibiliza a nivel mundial contra el cáncer de próstata. Foto: consumer.es

Cáncer de próstata, primera causa de muerte por tumores malignos en hombres en Holguín

 

Llegar a los servicios de salud holguineros con un estadio avanzado de cáncer de próstata es uno de los factores que influyen en el incremento de la enfermedad en el territorio y en la tasa de mortalidad de la enfermedad, hechos que ubicaron a esta localización al cierre del año 2022 como  la primera causa de muerte de la rama oncológica en el sexo masculino.

En las patologías de esta naturaleza es importante un diagnóstico precoz, para así tener más posibilidades de controlar la enfermedad. Atenta contra este propósito el hecho de que en la Atención Primaria de Salud (APS) no ocurra el diagnóstico precoz, pese a ser una patología detectable con un examen físico, mediante el tacto rectal y al existir una disponibilidad adecuada en las áreas de salud de la determinación del antígeno prostático específico, conocido popularmente como PSA. Este último es un estudio realizado en sangre para determinar niveles que orientan al especialista si está presente la enfermedad o no.

En el Centro Oncológico Territorial de Holguín, ubicado en el hospital general universitario Vladimir Ilich Lenin se brindan diversos tratamientos a los pacientes con cáncer de próstata, en dependencia de la etapa. Entre ellos y la más efectiva es la quirúrgica, pero sólo se puede realizar en etapas iniciales, de ahí la importancia del diagnóstico temprano.

Salud, oncología, Holguín
Infografía sobre el cáncer de próstata. Autor: Instituto Nacional de Cancerología-ESE Colombia
Otra opción de tratamiento es la hormonoterapia y la radioterapia. La quimio queda para quienes están en un estadío más avanzado o para aquellos que hacen resistencia a los tratamientos hormonales. El pronóstico de vida para los enfermos con este tipo de cáncer está en dependencia de la etapa clínica de la patología. En las primeras etapas puede sobrepasar hasta un 90 por ciento, pero en etapa tres y cuatro la supervivencia se acorta hasta menos de un 10 por ciento.

Si bien cualquier hombre mayor de 50 años puede tenerlo y no sentir síntomas, hay señales de alarma como problemas al orinar, orina con sangre, dolores musculares o esqueléticos que indican la necesidad de consultar a un facultativo. No obstante, la bibliografía consultada refiere que puede existir un grupo de pacientes que no presenten síntomas, pero de ellos mismos debe surgir el interés de solicitar un pesquisaje sistemático por poseer factores de riesgo como la herencia genética, o sea, tener familiares portadores de la enfermedad, presentar elevaciones de PSA sin síntomas o una edad superior a los 50 años.

Aún no se logra que la población masculina interiorice la importancia de realizarse el tacto rectal, examen que alcanza una fidelidad importante para el diagnóstico. El tacto rectal no solo se indica para la próstata sino para otros diagnósticos que son útiles para la detección de etapas tempranas de otras enfermedades. Es necesario insistir en el trabajo sistemático en la APS en aras de fortalecer este principio que tanto influye en la sobrevida del paciente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ocho + 9 =