Capa de ozono, Tierra

Avanza Cuba en la protección de la capa de ozono

Cuba experimentó avances en la protección de la capa de ozono a partir de la eliminación, hasta 2030, de todos los gases denominados hidroclorofluorocarburos (HCFC), y la sustitución paulatina de los clorofluorocarbonos, muy usados en la refrigeración, las espumas y los aerosoles.

Un resumen anual de la Oficina Técnica del Ozono (OTOZ) confirmó el cumplimiento de los compromisos del país con el Protocolo de Montreal, en el sentido de que la reducción de los HCFC llegó a un 35 por ciento en sus valores de importación, regulados por este último e incluso por debajo de lo establecido.

Políticas ambientales en Holguín a favor de la capa de ozono

También comenzó la creación de las condiciones para el control de los hidrofluorocarbonos (HFC), compuestos orgánicos empleados en acondicionadores de aire y otros dispositivos, la eliminación del bromuro de metilo y el tetracloruro de carbono, indicó la institución en su reseña, enviada a la Agencia Cubana de Noticias.

Según el texto, se promovió la implementación de la enmienda de Kigali al Protocolo de Montreal, en la que se aplica la resolución de sustancias químicas para el sistema de licencias y la Oficina de Regulación y Seguridad Ambiental, del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma), y se emitió la resolución correspondiente sobre el sistema de cuotas para los HFC.

De acuerdo con la misma fuente, es estable el funcionamiento de la Red de especialistas de Ozono en las 16 delegaciones y direcciones del Citma, lo cual constituye una contribución a la economía nacional, la sociedad y en los territorios, dirigida a eliminar las sustancias que agotan la capa de ozono.

Lea también: Cuba: hoteles operados por Meliá protegen la capa de ozono

Enfatizó en la continuidad del proceso de recopilación de la información por la Oficina de Regulación y Seguridad Ambiental y otros colectivos, y la presentación en fecha de los datos de consumo al Protocolo de Montreal y al Fondo Multilateral.

La Asamblea General de Naciones Unidas (ONU) seleccionó el 16 de septiembre de 1994 para la celebración del Día Internacional para la preservación de la capa de ozono, en coincidencia con la firma del Protocolo de Montreal, en esa ciudad, la mayor de la provincia de Quebec, en Canadá, del cual Cuba es firmante desde 1992, al igual que de su Enmienda de Kigali, capital de Ruanda.

La Enmienda de Kigali entró en vigor el 1 de enero de 2019, para establecer que durante los próximos 30 años se reduzca en más del 80 por ciento la producción y el consumo proyectados de HFC.

Con su plena implementación, puede evitar hasta 0,4 grados Celsius de calentamiento global a fines de este siglo, mientras se continúa la protección de la capa de ozono.

A ello contribuirán los objetivos del Acuerdo de París, adoptado en 2015 en la Convención Marco de ONU sobre el Cambio Climático, a fin de promover la adopción de medidas para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero mediante la mitigación, adaptación y resiliencia de los ecosistemas, con aplicabilidad para 2020, cuando finalizó la vigencia del Protocolo de Kyoto.

Con información de ACN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 + diecinueve =