Litoral, Gibara, Holguín
Litoral de Gibara. Foto: Yamila Pupo Otero

Los buques que nunca arribaron al puerto

El 23 de diciembre de 1821, por Real Decreto de Fernando VII, se designó a Gibara como puerto de tercera clase. Se hizo efectiva la disposición el 21 de julio de 1822. (1) Gibara forma parte del rosario de bahías que se extiende a todo lo largo de la costa norte del Oriente de la isla de Cuba.  Era el único puerto de la extensa jurisdicción de Holguín. De inmediato comenzó un intenso comercio que llevó a sus costas una gran cantidad de embarcaciones. Desde 1827 a 1858, en treinta y dos años, visitan la bahía de Gibara un total de mil 526 barcos, lo que significa un promedio de 47.6 buques por año. Es decir, casi cuatro por mes. (2)

Lea también: Gibara, la ruina de un puerto.

Pero esta historia de trabajo y dedicación, que permitió la construcción del hermoso puerto de Gibara, tendría ribetes trágicos pues en la medida que se incrementaba la navegación crecía el número de naufragios de buques que se dirigían a Gibara o salían de ella, que nunca llegaron a puerto. Aunque esta funesta historia comienza mucho antes de formarse el puerto, era frecuente la visita de embarcaciones a esta bahía. La balandra “Nuestra Señora de la Regla”, cargada de tabaco procedente de Gibara hacia La Habana naufragó en octubre de 1808, en Cayo Verde frente a Cayo Romano. El desdichado patrón era Joseph Francisco Machin. (3)

La acción humana sumó algunos naufragios. Los independentistas latinoamericanos durante sus guerras contra el dominio colonial español  armaron, en corso, embarcaciones que atacaban la navegación española. Cuba, como parte del imperio hispano, fue víctima de las acciones de esos marinos. El 7 de junio de 1815 la goleta habanera “Águila”, propiedad de Antonio Suárez, “…fue apresada por los corsarios Ynsurgentes en los Caletones en la boca del Puerto de Xibara” y echada a pique. (4)

Entre el 23 y 24 de septiembre de 1821, por un violento huracán, en Gibara se perdieron cuatro embarcaciones, una de ellas la goleta americana “Olive Branch”, bajo el mando del capitán Smith. (5) El 4 de febrero de 1826 el gobernador de Holguín informaba, que en la boca de  Manatí naufragó el bergantín “Casualidad” con un cargamento de bozales que se dirigía a La Habana, obligado a arrojarse sobre la costa para escapar de un barco insurgente. (6)

Surge una pregunta terrible y para la que no tenemos respuestas: ¿Qué ocurrió con los esclavos? ¿Encadenados, vieron como el agua inundaba las bodegas y se ahogaron? No sabemos cómo fue el final desdichado. El 14 de julio de 1841 naufragó en Punta de Mula el bergantín habanero   “Dolores” alias “Argos” propiedad de la firma “Revuelta Demestre y compañía” al mando de Francisco Roquero. La embarcación iba de Cádiz para La Habana. Los restos del buque y el cargamento fueron rescatados y rematados en Gibara. (7)

Algunas embarcaciones que se dirigían a Gibara naufragaron antes de arribar a ese puerto. El bergantín “Presidente” abanderado en Bremen, procedente de Saint Thomas con destino allí naufragaba el 4 de agosto de 1846, en Baracoa. (8) El 9 de junio de 1847 zozobró cerca de Gibara la embarcación estadounidense “Henry Jenkins” guiada por el capitán Philander J. Wass. (9) El 20 de marzo de 1849 embarrancó en Punta Ganado, en la zona de Nuevitas, la goleta “Micaela”, mandada por Jorge Llabur, que salió el día anterior desde Nuevitas con destino a Gibara y Mayarí. (10)

En Gibara encontraron refugio sobrevivientes de naufragios ocurridos en las costas de la jurisdicción de Holguín. El 21 de mayo de 1851 se izó a la vela en Saint Thomas el bergantín británico “Fashion” matriculado en Saint John, New Brunswick, propiedad de los armadores Robert Rankin y compañía con destino a Matanzas, iba en lastre a las órdenes del capitán Edward B. Bingay. El 25 de mayo naufragó  en un arrecife a la altura de Puntas de Mula, los tripulantes abandonaron el pecio y pudieron arribar a Gibara. (11)

Otras bahías del territorio de la actual provincia de Holguín estarían vinculadas a naufragios. A fines de agosto de 1853 el pailebot “Gran Canal” en ruta de Sagua de Tánamo  a La Habana con tabaco se perdía  en la proximidad de faro Maternillos. (12) A fines de 1855 se hundió la goleta danesa “Cristiana” cerca de Gibara con un cargamento de carbón de piedra. (13) En abril de 1863 naufragaba en la ensenada de los Tomates, en Puerto Padre, la goleta “Paulita” que se dirigía en lastre de la capital a Sagua de Tánamo a cargar madera. (14)  A finales de agosto o principios de septiembre de 1878 zozobró la goleta “Matilde” ―que salió de La Habana para Gibara―, a dos leguas de Nuevitas. (15)

Un naufragio glorioso fue el de la goleta “Herald of Nassau”, que conducía una expedición dirigida por Domingo Goicuria con un cargamento de equipos bélicos para los mambises. El 10 de febrero de 1870 en Caletones, cerca de Gibara, embarrancó. Los expedicionarios lograron llegar a tierra e internarse en la Sierra de Gibara. Un grupo importante, dirigido por Goicuria, se unió a los insurrectos.

En los alrededores de la bahía de Gibara se encuentran los restos de varias embarcaciones. Otras vinculadas a ese puerto, por ser su destino o procedencia, desparecieron en diversos puntos del litoral cubano. Este puerto parece estar rodeado de misterio, tal parece que en el malecón que bordea el centro urbano los familiares de aquellos desdichados marinos que nunca regresaron los esperan envueltos en el silencio de los tiempos.

NOTAS:

1—Herminio Leyva y Aguilera, Gibara y su jurisdicción. Datos históricos y estadísticos. Taller tipográfico de Martín Bim, Gibara, l894, p 110.

2—Ibidem. pp. 161/171.

3—Cesar García del Pino. Naufragios en Aguas Cubanas. (1510–1898), Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 2015, p. 80.

4—Ibidem. p. 85.

5—Ibidem. p. 90.

6—Ibidem. p. 95.

7—Ibidem. pp. 105 y 106.

8—Ibidem. p. 111.

Lea la columna anterior de Memoria Holguinera:

El General Calixto García y el largo camino a la prisión

José Miguel Abreu Cardet
Últimas entradas de José Miguel Abreu Cardet (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − 9 =