Cuba, canasta familiar normada, Mesa Redonda, Manuel Sobrino Martínez
Manuel Santiago Sobrino Martínez comentó en la Mesa Redonda sobre la situación de la Industria Alimentaria. Foto: Tomada de cubadebate.cu

Sobrino explica situación de la producción de alimentos en Cuba

Manuel Sobrino Martínez, ministro de la Industria Alimentaria, explicó este martes los ingentes esfuerzos del Estado por garantizar en los meses que restan del 2023 los niveles de entrega de pan, café, aceite, leche y otros productos vitales para la canasta familiar normada y el consumo social.

Las medidas de asfixia económica del gobierno estadounidense, a las que el lunes en el espacio de la Mesa Redonda Informativa se refirió el presidente Miguel Díaz-Canel, el incremento de los precios internacionales y la escasez de divisas, son de las causas externas que gravitan en el cumplimiento de los planes y programas de ese organismo, según su titular.

Sobrino trató diversos temas que preocupan a la población dada la inestabilidad en la bodega, y en otros establecimientos de la red de comercio minorista, de renglones vitales, cuyas dificultades en su aseguramiento o adquisición obligan a explotar las potencialidades nacionales y aplicar la Ley de Soberanía y Seguridad Alimentaria y Nutricional.

En la primera parte de su comparecencia ofreció detalles de las enormes capacidades industriales con que cuenta Cuba, evidenciadas en sus 119 empresas y más de 80 fábricas destinadas a producir alimentos o procesar materias primas, y en la voluntad de sus más de 100 mil trabajadores.

Pero no obstante lo anterior, causas objetivas como las señaladas limitan en gran medida la  producción de harina de trigo y carne, entre otras, en tanto en la mayoría de los renglones el incremento de los precios internacionales de los insumos y materias primas y la falta de financiamiento siguen siendo obstáculos permanentes.

Aún así, el Minal no ha renunciado a lo que le corresponde dentro del Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta el 2030, y sus directivos reconocen que falta mucho por hacer en la producción de alimentos, que hay un alto nivel de insatisfacción en la población, y que en este estratégico sector existen problemas subjetivos.

Durante el programa se difundieron reportajes en empresas como Prodal y de Bebidas y Licores, en La Habana, demostraron que allí donde hay gestiones administrativas, se aplica la ciencia y la innovación, y hay voluntad de vencer, los resultados son alentadores y el pueblo los reconoce.

El Ministro explicó también los esfuerzos por garantizar diariamente la leche fluida a un millón de niños, y de importar más de 365 mil toneladas de leche en polvo, alimentos que el Estado subsidia, tal cual sucede con la merienda escolar destinada a 165 mil educandos de secundaria básica.

Informó que 80 municipios pueden autoabastecerse de leche y 60 de carne vacuna, de ahí su insistencia en la implementación de la Ley de Soberanía y Seguridad Alimentaria y Nutricional, como una alternativa imprescindible para avanzar y no depender tanto de las importaciones.

Con información de Fidel Rendón Matienzo/ACN

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 + siete =