Mantienen vitalidad de maquinaria en Holguín

A través de la aplicación de la ciencia y la innovación tecnológica, los trabajadores de la Unidad Empresarial de Base Confecciones Yamarex, de la provincia de Holguín, mantienen la vitalidad de la maquinaria en estos talleres, con más de 40 años de explotación.

maquinaria, Confecciones Yamarex
Colectivo laboral de la Fábrica Textil “Lidia Doce”, de Holguín, confecciona nasobucos de la retacería. Foto: Lianne Fonseca (Trabajadores)

Iliana Paneque Silva, especialista en gestión de la calidad de esa entidad estatal, destacó a la ACN que las inventivas han permitido sustituir componentes imprescindibles para el funcionamiento de las máquinas de festón, pespunte y presillas, cuyos repuestos no existen en el país y sin los cuales es imposible cumplir el encargo social de la entidad, fijado anualmente en 400 mil prendas de uniformes escolares.

Precisó que estos útiles son esenciales en el acabado de las confecciones y permiten incrementar la producción en unas 50 unidades diarias con mayor calidad y rapidez, a través del uso de materiales locales en la fabricación.

Como parte de las innovaciones, explicó, está además la invención de un soldador de potencia para reparar los dobladores y tarjetas electrónicas, empleadas en los equipos y agregados vinculados al proceso de acabado industrial de los textiles, las cuales no era posible recuperar antes de existir esta herramienta.

La adquisición de estos insumos, añadió, está limitada por las medidas coercitivas del bloqueo económico, comercial y financiero de los Estados Unidos contra Cuba, el cual triplica los costos de transportación y compra en el mercado internacional.

Producciones alternativas

En la unidad, una de las representativas del Grupo Empresarial de la Industria Ligera en Holguín, se desarrolla también una línea alternativa para aprovechar la retacería en agarraderas, alfombras, porta paños, nasobucos y otros útiles.

Yamarex cuenta en el territorio con cuatro fábricas ubicadas en los municipios de Gibara, Banes, Antilla y la ciudad cabecera y se inserta además dentro de la manufactura de lencería, ropa de cama, mosquiteros, prendas de vestir y uniformes destinados a los ministerios de Educación y las Fuerzas Armadas Revolucionarias.

Con información de ACN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − 11 =