Psicología, retos

La Psicología y sus retos en la Cuba de hoy

Si bien la celebración del Día del Psicólogo en Cuba, cada 13 de abril, se remonta tan solo a dos décadas atrás, desde tiempos inmemorables la Psicología ha sido esencial para el bienestar individual y social por su valiosa contribución al desarrollo personal y la prevención de problemas de salud mentales, en el propósito de convivir en una sociedad más saludable y equilibrada, desde el punto de vista emocional.

Esta fecha coincide con el natalicio del intelectual Enrique José Varona, quien dedicara su vida y obra a la cultura cubana. El desarrollo de la carrera de Licenciatura en Psicología ha estado marcado por importantes logros, los cuales iniciaron con la creación de una Escuela de Psicología en abril de 1961 en la Universidad Central de las Villas, Martha Abreu, a lo que le sucedió la apertura de la Licenciatura en Psicología en la Universidad de La Habana, hasta que en los años noventa del pasado siglo también comenzó la especialidad en la Universidad de Oriente.

Ante esta conmemoración, bien vale la pena preguntarse ¿A qué retos se enfrentan los psicólogos en la Cuba hoy? Ciertamente, en un breve análisis desde mi punto de vista, salen a relucir cuestiones como el acceso limitado a recursos y tecnología, la necesidad de actualización y formación continua, limitantes relacionadas con la diversidad de enfoques terapéuticos y uno muy preocupante, el estigma social hacia la salud mental.

Si bien los psicólogos enfrentan dificultades para acceder a materiales, libros, formación y tecnología actualizada, debido a las limitaciones económicas y el bloqueo impuesto por Estados Unidos, buscan alternativas para, en la medida de lo posible, efectuar la mejor formación posible en este campo.

No se puede obviar el hecho que dada la rápida evolución de la Psicología y las terapias psicológicas, constituye un desafío constante mantenerse actualizados en las últimas investigaciones y técnicas de tratamiento. Lo cual a su vez, debido a las limitaciones en el acceso a recursos y tecnología, puede traer consigo que estos profesionales tengan dificultades para implementar enfoques terapéuticos innovadores y basados en evidencia.

Sin embargo, resulta más preocupante que a la altura del siglo XXI aun permanezcan latentes rezagos y estigmas sociales hacia la salud mental,  aunque en los últimos años a raíz de ciertos acontecimientos como la pandemia de la Covid-19 y otros ejemplos de crisis sanitarias o desastres naturales se perciben avances en la concienciación sobre la importancia de la salud mental.

No obstante, todavía existen creencias populares que limitan la ayuda de un psicólogo porque generalmente se cree que solo debe acudir a este especialista quien esté “loco”. Lo anterior puede dificultar el acceso a servicios de salud mental y la aceptación de la psicoterapia. Entonces, si bien se ha avanzado en este sentido, falta mucho camino por recorrer, al decir en buen cubano.

En general, los psicólogos cubanos trabajan para superar estos desafíos y brindar servicios de salud mental de calidad a la población. De manera que llegue la felicitación a estos profesionales de Holguín y toda Cuba dedicados a la salud mental, encargados de estudiar y entender el comportamiento y la conducta de cada individuo.

Resulta admirable como su labor se ha ampliado hasta transgredir el campo de la salud y la educación. Hoy en cualquier ámbito socioeconómico se puede encontrar ejerciendo a un profesional de esta rama.

Su aporte, especialmente, es valioso con el apoyo psicológico en momentos de desastres y pandemias y con sus múltiples acciones desde diferentes puestos y áreas de trabajo, ya sea en las comunidades, instituciones de salud o brindando servicio de orientación psicológica a distancia, siempre antecedidos por el amor hacia la vocación.

Sin dudas hoy el compromiso de estos profesionales es mayor, dar siempre ante cada situación muestras de una alta preparación técnica-profesional y hacer de la ciencia y su profesión un ejemplo a seguir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − nueve =