Atención gerontogeriatrica

Promueven en Holguín formación gerontogeriátrica en estudiantes de Medicina

Ante el serio problema de salud que representa para Cuba el envejecimiento poblacional, el Doctor Juan Carlos Baster Moro, especialista de segundo grado en Gerontología y Geriatría, con vasta experiencia en trabajos científicos sobre este fenómeno sociodemográfico, basa su investigación correspondiente al programa de doctorado en Ciencias de la Educación —de la Universidad de Holguín— en la formación gerontogeriátrica en estudiantes de la carrera de Medicina.

Dr.Juan Carlos Baster Moro, Holguín
Dr. Juan Carlos Baster Moro, especialista de segundo grado en Gerontología y Geriatría. Foto: Cortesía del entrevistado

Sobre este particular el también Presidente del Capítulo Holguín de Medicina Familiar comparte con Radio Angulo digital algunas consideraciones.

¿Cómo se comporta actualmente el estudio del proceso de envejecimiento en Holguín?

“La población holguinera está envejecida en un 22,3 por ciento. Esto se traduce en que uno de cada cinco holguineros tiene 60 años y más. Las implicaciones del envejecimiento demográfico son transversales a todos los sectores de la sociedad.

“Las ciencias médicas como encargo social también tienen la tarea de formar los recursos humanos dedicados y especializados en la atención a los diferentes problemas de salud de la población y que dicha formación se produzca a tenor de los adelantos de la Pedagogía y de la Educación Médica, en particular”.

¿Por qué escoger como tema doctoral la formación de recursos humanos para atender los problemas de salud expresados en el adulto mayor?

“A partir de la experiencia acumulada en investigaciones sobre el envejecimiento y sus diferentes aristas, que van desde los estudios sociodemográficos, las características fisiológicas del proceso y su vinculación a la salud, surge la motivación de profundizar aún más en la formación de profesionales, para garantizar una atención adecuada y de calidad al adulto mayor.

“Como autor del curso propio Envejecimiento, del plan D de la carrera de Medicina, el cual cuenta con diversas publicaciones y participación en eventos relacionados con la temática, considero vital la formación gerontogeriátrica en estudiantes de esta carrera.

“Esta investigación tiene como contribución a la teoría la declaración del método formativo gerontogeriátrico y trabaja además la categoría de formación gerontogeriátrica del estudiante de pregrado.

“La novedad de la investigación es que devela los objetivos y contenidos gerontogeriátricos necesarios al estudiante de Medicina, los cuales son transversales a toda la disciplina principal integradora de la carrera.

“Tal y como lo evidencia el aspecto externo del método en la investigación doctoral deviene como contribución teórica fundamental  y su estructura interna, en las funciones que cumple, en las relaciones que establece, en la vinculación que desarrolla entre actividades académicas y las acciones que ejecuta el estudiante de la carrera en las formas de organización de la enseñanza que prestigia la Atención Primaria de Salud (APS), como son la consulta y la visita de terreno domiciliaria”.

¿Qué acciones contempla esta investigación para dar solución a la problemática planteada?

“Este método direcciona acciones que se encuentran organizadas en tres direcciones fundamentales que son el diseño de tareas para la formación gerontogeriátrica del estudiante; la ejecución de esas propias tareas y por supuesto el control y la evaluación de las mismas.

“Todo este proceso tiene como resultado tres grandes impactos. En primer lugar el de la transformación del objeto y el campo de la investigación, el objeto es el proceso formativo del estudiante de la carrera de Medicina y el campo se enuncia en la formación gerontogeriátrica de ese estudiante, en su forma de sentir, pensar y actuar en el proceso de atención integral hacia el adulto mayor.

“Incluso tiene otros impactos que van más allá del mismo proceso, con efectos en la calidad de vida del adulto mayor en la familia, la comunidad, el sistema sanitario y en las instituciones sociales que dan también atención al adulto mayor como son las Casas de abuelo y los Hogares de ancianos.

“Lo anterior tiene un impacto económico, desde el punto de vista que se hace un uso racional e indicaciones adecuadas de ayudas técnicas y de estas instituciones para el adulto mayor”.

En el caso particular de la carrera de Medicina esta formación es crucial en respuesta a las necesidades y problemas de salud de quienes sobrepasan los 60 años.

La atención adecuada y de calidad a una población cada vez más numerosa en Holguín y en Cuba debe comenzarse a concebir desde el pregrado, pues con el aumento de la esperanza de vida se hace necesario que los profesionales de la salud que se encuentran en formación se preparen para atender las necesidades específicas de este segmento poblacional.

Lea también:

Marrero analiza tendencia al envejecimiento en Cuba

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × dos =