Vladimir Putin, Rusia, Ucrania, Otan, paz
Vladimir Putin, presidente de Rusia. Foto: Tomada de Prensa Latina

Putin predice acuerdo entre Rusia y Ucrania

Rusia y Ucrania llegarán a un acuerdo y se restablecerán las relaciones entre las naciones, aunque esto llevará mucho tiempo, vaticinó el presidente ruso, Vladímir Putin, en una entrevista con el periodista estadounidense Tucker Carlson.

El jefe de Estado fue preciso al destacar que Moscú no comenzó la guerra en 2022, porque su objetivo era poner fin a la guerra iniciada por Ucrania en 2014, y no podía quedarse de brazos cruzados después que Kiev atacara el Donbás en 2014.

Más adelante apuntó que aún faltan los objetivos de la operación militar especial en Ucrania, en tanto que uno de ellos consiste en la desnazificación del vecino país.

El líder ruso culpó a los dirigentes ucranianos y a Occidente de prolongar el conflicto, al decir, «los negociadores ucranianos tiraron los acuerdos con Rusia a la basura tras la retirada de las tropas rusas desde Kiev, y Ucrania, con la ayuda de Estados Unidos y Europa, comenzó a prepararse para un largo enfrentamiento armado”, acotó.

El conflicto en Ucrania terminaría en semanas si Washington deja de suministrar armas a Kiev, y aseguró que no tiene nada que hablar con su homólogo de Estados Unidos, Joe Biden, sobre las condiciones de los suministros de armas de Washington a Kiev.

Rusia no atacó a nadie, sino que se defiende a sí misma, a su pueblo y su futuro, apuntó.

LA EXPANSIÓN DE LA OTAN

Rusia nunca estuvo de acuerdo en que Ucrania ingresara en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (Otan) y que bases de esa alianza estuvieran desplegadas en ese territorio.

Estados Unidos presionó a otros países de la Otan, al promover la idea de expandir la alianza a Ucrania y Georgia.

Putin rememoró que, pese a las promesas de occidente, la alianza noratlántica se expandió hacia las fronteras rusas, y en cinco ampliaciones incorporaron hasta exrepúblicas soviéticas, entre ellos naciones del Báltico y del este europeo.

En su criterio, los miembros de la Otan quieren negociar con Rusia sobre la actual situación de seguridad, pero no saben ni pueden comprender cómo hacerlo.

Los sistemas hipersónicos de ataque de Rusia, que no tienen análogos en el mundo, se perfeccionan de manera constante, pero la creación de esas armas respondió a la hostilidad de Occidente.

Los dirigentes de la Otan intentan asustar a la población de sus países con una imaginaria amenaza rusa, pero los analistas e incluso las personas inteligentes se dan cuenta de que se trata de una falsedad.

Estados Unidos se enfrenta hoy a muchos problemas internos, por eso debía reflexionar y llegar a un acuerdo con Moscú, así como empezar a respetar a Rusia, que defiende y defenderá sus intereses hasta el fin.

Igualmente recordó que Rusia no tiene reivindicaciones territoriales contra Polonia, Letonia u otros países del continente europeo, por tanto, son falsas las noticias que a ello se refieren, manifestó el presidente.

LA CIA DETRÁS DEL GOLPE DE ESTADO EN UCRANIA

Sobre el golpe de Estado en Ucrania, Putin comentó que recibió apoyo de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA), lo cual, en su opinión, resulta un grave error político.

Moscú ha propuesto en repetidas ocasiones buscar una solución por medios pacíficos a los problemas en Ucrania, tras el golpe de Estado de 2014, y siempre ha estado dispuesta a trabajar con cualquier dirigente de Kiev, incluso con uno de visión favorable a Occidente.

El cambio de poder en Kiev en 2014 podría haber tenido lugar de manera legal y sin derramamiento de sangre y, en ese caso, habría conservado la península de Crimea, apostilló.

Más adelante el mandatario precisó que, desde 2014, Occidente con Estados Unidos a la cabeza ha impuesto sanciones a Rusia con el fin de ahogar su economía, pero ha sido en vano y se han visto más afectados ellos mismos, sobre todo las naciones europeas

Rusia durante el año pasado pasó a ser la primera economía de Europa en paridad de poder adquisitivo, aunque es la nación que enfrenta el mayor número de sanciones en el mundo.

Por otro lado, la participación de los países Brics (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) en la economía mundial superaron al Grupo de los Siete (G7), y la asociación se desarrolla a un ritmo acelerado, incluso muchas economías emergentes aspiran a integrarla.

Putin también recordó que las reservas de divisas en dólares se reducen incluso entre los aliados de Estados Unidos; la restricción de pagos de Washington y la congelación de bienes en la moneda estadounidense emitieron una señal, la cual provocó políticas de protección de los afectados.

Igualmente manifestó que el intercambio comercial entre Rusia y China es equilibrado y las partes se complementan en el ámbito de las altas tecnologías, la energía y el desarrollo científico.

Rusia oye a menudo «historias de terror» sobre la cooperación con China, pero observa la política exterior no agresiva de Beijing y su voluntad de buscar compromisos, agregó.

Las organizaciones analíticas y los expertos estadounidenses que se ocupaban de la URSS desde la Guerra Fría persuadieron a los dirigentes políticos de Washington para que crearan varias entidades en el territorio de Rusia, las sometieran de forma dividida y luego utilizaran su potencial combinado para la futura lucha contra China.

Occidente teme mucho más a una China económicamente fuerte que a una Rusia fuerte, culminó el mandatario en una entrevista que, a siete horas, de difundida superaba los 60 millones de visitas en la red social X (antigua Twitter).

Con información de Germán Ferrás, corresponsal jefe de Prensa Latina en Rusia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve + 13 =