Mantenimiento, Termoeléctrica de Felton, Holguín
Continúa mantenimiento en Termoeléctrica de Felton, en Mayarí. Foto. Tomada de ACN

A buen ritmo mantenimiento en Termoeléctrica de Felton

El mantenimiento programado al turbo grupo uno de la Termoeléctrica Lidio Ramón Pérez, de Felton, en el municipio holguinero de Mayarí, concentra actualmente sus acciones en el lavado de la caldera, motivo fundamental de la salida del Sistema Eléctrico Nacional (SEN).

Las labores tienen entre sus principales objetivos devolver la disponibilidad de la unidad a 240 megavatios (MW) luego de 213 días y 15 horas de generación continua, considerado como récord de funcionamiento para un bloque térmico en Cuba.

Roger González Guzmán, director de producción en esa industria, expuso al periodista Emilio Rodríguez, de la emisora Radio Mayarí, que después de más de nueve meses del último lavado era impostergable efectuar una limpieza tomando en cuenta la suciedad provocada por las cenizas y la carbonilla derivadas de la combustión.

El directivo explicó que después de finalizado este proceder se realizará una inspección completa capaz de determinar si es necesario cambiar algunos fragmentos de tubos, conocidos como mochetas, que estén desviados de parámetros.

Más adelante, comentó, llevarán a cabo la prueba hidráulica, la cual, tras el proceso de escoriado, permitirá conocer el estado de las tuberías que componen el eje convectivo del horno.

Simultáneamente trabajan en corregir las limitaciones del transformador de salida, así como en la limpieza del condensador, encaminado a lograr una mayor eficiencia en la turbina y disminuir el consumo de combustible para producir la misma cantidad de electricidad, enfatizó.

González Guzmán destacó que en esta ocasión, tomando en cuenta la estabilidad de los parámetros de temperatura y vibración de las chumaceras, no ha sido necesario realizar labores en la turbina.

El mantenimiento cumple el cronograma previsto para 13 días, aunque reconoció el especialista que presenta un ligero atraso de ocho horas, posibles de recuperar, provocado por lluvias que afectaron la localidad y se espera que el próximo tres de diciembre la máquina pueda iniciar el proceso de arranque.
Actualmente en esa industria se ejecuta el desmontaje de la caldera del bloque dos, incluido en la rehabilitación a que es sometido, dañado por un incendio en julio de 2022, cuando estimaba incorporar alrededor de 220 MW al SEN.

Como parte de trabajos, en días recientes, se bajó el domo de la caldera, dispositivo ubicado en la zona superior de esa estructura, a más de 30 metros de altura y con un peso que rebasa las 127 toneladas, cuya función es alimentar con agua los tubos para su funcionamiento y, a su vez, suministrar el vapor que necesita la turbina.

La operación, ejecutada por vez primera en el país, requirió de unas tres horas para su completamiento, contó con asesoría extranjera, equipos especiales de izado y marca un hito en el manejo de grandes estructuras en Cuba.

Con información de ACN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 5 =