Bandera, Cuba, No Bloqueo

Bloqueo de EE.UU. castiga espíritu humanitario de Cuba

La política de los EE.UU. castiga a Cuba por su ejemplo humanitario opuesto a los intereses de la potencia norteña, de acuerdo con el líder del Partido Socialista de los Trabajadores en Nueva York, Martin Koppel.

En declaraciones a Prensa Latina, el también activista y escritor aseguró que el inmovilismo de la administración de Joe Biden hacia el archipiélago responde a intereses bipartidistas.

Tanto republicanos como demócratas han estado de acuerdo en una política: tratar de aplastar el ejemplo de la Revolución cubana y el espíritu de lucha de su pueblo, enfatizó.

A juicio de Koppel eso explica que cada presidente haya mantenido el cerco a despecho del reclamo de la comunidad internacional para su fin luego de más de tres décadas de rechazo en las Naciones Unidas.

Washington quiere fustigar con sanciones, restricciones de viajes, persecución de sus transacciones financieras a nivel internacional, tratar de socavar el internacionalismo cubano y el prestigio de los médicos que van a prestar servicios de forma abnegada, reconoció.

El Gobierno de Estados Unidos no sólo odia ese ejemplo, si no que le teme porque sabe que hay millones de personas que pueden aprender de ello, agregó.

No obstante, el representante socialista vaticinó un apoyo abrumador otra vez dentro del foro para la resolución presentada por Cuba que pide el fin de esas medidas.

Nuevamente, la gran mayoría de los gobiernos representados en la Asamblea General van a condenar la guerra económica del Gobierno de Estados Unidos hacia Cuba durante más de 60 años, insistió.

Este jueves, el foro votará en la ONU por trigésimo primera ocasión el proyecto de resolución Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba.

El borrador, presentado a la prensa en octubre por el titular de Relaciones Exteriores cubano, Bruno Rodríguez, estima los daños provocados por el conjunto de disposiciones entre el primero de marzo de 2022 y el 28 de febrero de 2023 en el orden de los cuatro mil 867 millones de dólares.

De acuerdo con el texto, el periodo incluido estuvo marcado por la aplicación continua y deliberada de medidas de máxima presión establecidas durante el gobierno de Donald Trump (2016-2020) y la vigencia de las leyes que conforman el bloqueo.

Con información de Prensa Latina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × dos =