motos eléctricas, baterías de litio, incendios en motos eléctricas baterias de gel, incendios en motos eléctricas
Los incendios en motos eléctricas se deben por no cumplir los parámetros de seguridad. Foto: ACN/Archivo

Holguín entre las provincias más afectadas por incendios en motos eléctricas

Especialistas del Departamento de Extinción del Cuerpo de Bomberos de Cuba (CBC) señalaron hoy que la explotación inadecuada de motos eléctricas con baterías de gel o litio ha provocado incendios con serios daños a la población, y Holguín se encuentra entre las provincias más afectadas por estos incidentes.

El Mayor Jercy González Longo y el Teniente Carlos Rodríguez Orosa explicaron, a través de un artículo publicado en el sitio del Ministerio del Interior (Minint), que a partir del análisis realizado por el CBC junto a peritos de Avería, Explosiones e Incendios (AVEXI), y la información brindada por los afectados, los incendios se originan por el mal funcionamiento de la batería de Iones de litio ocasionado por el empleo de cargadores no idóneos.

Asimismo, incide en la ocurrencia de estos desastres el incorrecto fregado de los vehículos, usando chorros de agua a elevadas presiones, además de no dejar enfriar la batería hasta la temperatura ambiente antes de comenzar su carga o emprender un recorrido.

Entre otras causas de incendio se encuentran la eliminación de los dispositivos originales de seguridad eléctrica; el uso de adaptaciones eléctricas impropias y de baterías de litio fabricadas por personas que no disponen de certificación o autorización para este fin; empleo de tomacorrientes defectuosos; exposición a temperaturas elevadas y realización de cargas expuestos directamente a la radiación solar.

Señala la nota que, a pesar de las medidas adoptadas, en lo que va de año el CBC ha acudido a prestar asistencia en más de 300 hechos de incendios originados en vehículos con baterías de Iones de litio, cifra que se incrementa si se incluyen aquellos que han sido controlados por la población sin dar aviso a los bomberos.

La mayoría de los incendios en motos eléctricas constituyen principios de incendios sin mayor trascendencia, en cambio, otros se desarrollan en ambientes con gran carga de combustible por lo que adquieren mayores proporciones, con saldo de serias pérdidas humanas y materiales, como los que se producen en el interior de las viviendas.

Desde el 2019 se han registrado unos tres mil incendios asociados a ese medio de transporte, en los que han resultado afectadas unas 200 personas entre fallecidos y lesionados, y ocasionando millonarias pérdidas materiales.

Más del 67 por ciento (%) de estos incidentes ocurre entre las 10 pm y las 7 am, por lo que muchas de las víctimas han sido sorprendidos durante el horario de sueño, de ahí que los casos con desenlace fatal son los ocurridos en las viviendas.

Según las estadísticas proporcionados por la nota, las provincias más afectadas son La Habana, Matanzas Camagüey, Santiago de Cuba, Ciego de Ávila y Holguín.

Los hechos tienen lugar en garajes, viviendas y edificios residenciales, así como en centros laborales.

Otros se han originado en la vía pública, afectándose la moto pero también vehículos y viviendas cercanas.

En concordancia con la Ley 1268 de protección contra incendios y Ley 116, Código del Trabajo, el Minint, a través del CBC, ha tomado diversas medidas, en especial con el Ministerio del Transporte, para contrarrestar estos peligros.

Entre las principales acciones se encuentra la divulgación de los riesgos y las medidas de protección durante el uso de dichos vehículos; y la coordinación con las comercializadoras para que en el manual de explotación se incluyan las medidas de seguridad contra incendios.

Además, se ha fortalecido la preparación de los especialistas del CBC para elevar la exigencia en las inspecciones de control estatal, así como para la respuesta ante las emergencias, que incluyó el entrenamiento y certificación en esta materia en el extranjero de dos ingenieros de seguridad contra incendios, y la posterior replicación en el país de los conocimientos adquiridos.

También se investiga la experiencia de otros países y las especificidades del entorno cubano con el objetivo de proyectar regulaciones técnico normativas para el uso y explotación de vehículos eléctricos e híbridos.

Teniendo en cuenta las causas mencionadas, la nota lista un grupo de medidas preventivas a adoptar durante el uso de vehículos eléctricos e híbridos:

-Dejar enfriar la batería a temperatura ambiente, antes de comenzar su carga o de emprender un recorrido después de haberla cargado.

-Mantener los dispositivos de seguridad eléctrica que vienen instalados en el equipo originalmente.

-No realizar adaptaciones a la moto que alteren los parámetros establecidos por el fabricante.

-No usar baterías caseras o artesanales.

-No poner a cargar la moto sin la debida atención evitando que esta sobrepase el tiempo establecido en las instrucciones de uso.

-No someterla a cargas en interior de locales y habitaciones sin supervisión.

-No adquirir baterías de litio fuera de los locales de venta autorizados para ello.

-Emplear para la carga instalaciones eléctricas en adecuado estado físico, así como los dispositivos de conexión certificados y no artesanales, no emplear para esto extensiones eléctricas.

-En el hogar no dejar el medio de transporte próximo a cargas combustibles (muebles de madera y tejido, cortinas, etc) ni obstruyendo la puerta principal, en los parqueos o garajes no estacionar en grupos continuos sino en pequeños grupos de tres motos a 1,5 metros de separación entre agrupaciones.

Con información de ACN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ocho − 5 =