Combate permanente del Minint contra el delito

Ministerio del Interior en CubaComo parte de la guerra mediática contra Cuba y el empeño por presentarla como un Estado fallido, los enemigos de la Revolución en los últimos tiempos han enfocado sus armas contra el Ministerio del Interior (Minint) y, sobre todo, contra la Policía.

Leer más: Conmemora el Minint 62 años de su fundación

Apoyados por personas que, de manera irresponsable e inescrupulosa, utilizan las redes sociales para difundir noticias falsas e informaciones sin verificar, los enemigos de siempre intentan sembrar el pánico entre la población, y socavar una de las grandes conquistas de nuestro sistema: la tranquilidad ciudadana.

Los ejemplos abundan en esa suerte de mundo paralelo que hoy es internet.

Es el caso del supuesto asalto a punta de pistola de un autobús de la ruta 436 en La Habana, en la noche del 11 de mayo, por cuatro encapuchados que se habrían apropiado de los teléfonos celulares de todos los pasajeros.

También el asalto con pistolas en el hospital pediátrico de Güines, en Mayabeque, para arrebatarles a las personas celulares y prendas, o el secuestro de un niño en la capital del país, para pedir recompensa a sus padres.

Ninguno de estos hechos es cierto, aseguró en el programa televisivo Hacemos Cuba el coronel Hugo Morales Karell, jefe de brigada de Patrullas, de la dirección general de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR).

Ni la PNR se está replegando ni ante los delitos prevalece la impunidad. Así lo afirmó el oficial, para confirmar lo que ya había alertado un editorial publicado en Granma este mes bajo el título La guardia revolucionaria no se descuidará jamás.

En él, se precisaba que los hechos violentos que han ocurrido, descaradamente magnificados o manipulados por sitios digitales enemigos, constituyen apenas el 8,5 % del total de delitos registrados en lo que va de año, y el 60 % de los autores fueron detenidos e imputados.

En tanto, en los casos en los que se utilizaron armas de fuego, los niveles de esclarecimiento son superiores al 90 %.

El coronel Raúl Cano López, segundo jefe de órgano de la Dirección General de Investigación Criminal, explicó que a estos hechos, por la naturaleza que tienen, se les presta una atención superior, y que en aquellos en que es privada la vida de una persona, los niveles de esclarecimiento son del 98 %.

“O sea, que es superior, incluso, al 90 % que se logra cuando se emplean las armas de fuego”, precisó.

Con respecto al 2 % restante, correspondiente a delitos sin esclarecer, afirmó que se continúan investigando de forma permanente, porque tienen la característica de que son hechos que no prescriben.

“Permanecen encima de la mesa de los miembros del Minint, de la jefatura, y su continuidad investigativa es permanente, y no cesa hasta que no se logra dar una respuesta a los familiares de esas víctimas”, añadió.

En el espacio televisivo se reiteraron varias ideas que ya habían sido expuestas en el reciente editorial de Granma.

La primera de ellas, que la seguridad ciudadana es una conquista de la Revolución Cubana que se va a defender al precio que sea necesario.

Además, no existe pasividad ni impunidad ante las acciones delictivas, y, contrario a las matrices de opinión que se intentan establecer a través de las plataformas digitales, los hechos violentos que han ocurrido y son magnificados o manipulados, constituyen una pequeña parte de los delitos registrados.

La prueba más elocuente del rigor con que se combaten está en que la mayoría de sus autores han sido detenidos.

EL TRABAJO DE LAS FUERZAS Y EL DEBER DE INFORMAR

Los representantes del Minint invitados al programa televisivo explicaron el procedimiento bajo el cual se actúa cuando se recibe la información de la ocurrencia de un hecho delictivo, así como las acciones de prevención y enfrentamiento a la actividad enemiga y los fenómenos nocivos que puedan poner en riesgo la tranquilidad y la seguridad ciudadanas.

Al respecto, Morales Karell explicó que generalmente la PNR es la primera en llegar al lugar y luego de verificar la existencia real de ese hecho, orienta a las víctimas sobre cómo preservar el sitio, al tiempo que establece las comunicaciones con el resto de los sistemas que trabajan en el enfrentamiento.

Para el sostenimiento de la garantía de la seguridad y el orden interior de la nación, precisó que se enfocan en varias direcciones:
  • el reforzamiento del sistema de prevención, enfrentamiento y control;
  • la neutralización del potencial delictivo, sobre todo de aquel vinculado a hechos priorizados;
  • el fortalecimiento del sistema de vigilancia y patrullaje;
  • el trabajo en los puntos de carreteras y autopistas de todo el país;
  • y la alianza con todos los factores comunitarios y la población en el control de las personas que son proclives a cometer hechos delictivos.

Cano López insistió, por otro lado, en el acercamiento a las autoridades que debe tener la población y la importancia de la denuncia, porque está demostrado, a partir de las experiencias en las investigaciones, que no hay un solo hecho con una respuesta de esclarecimiento en cuyo proceso no haya intervenido la población con un aporte esencial al mismo.

Destacó que en las fases investigativa, procesal y pública también existen los elementos y vías para mantener la protección de esas personas que concurren.

Los expertos agregaron que si la ciudadanía no realiza una denuncia, limita el accionar para descubrir cadenas delictivas. Si le roban y no lo denuncia porque considera que no va a haber una respuesta, está privando a las fuerzas del orden de conocer mejor a los autores de esos delitos.

Sobre el tema, el coronel Manuel Valdés Brito, jefe del órgano de enfrentamiento del DTI, destacó que es un principio ético preservar la identidad de las personas y protegerlas, incluso, con garantías ante la ley cuando aportan informaciones que son útiles en los procesos investigativos.

De forma general, los especialistas resaltaron que también existen espacios dentro de las comunidades, en coordinación con los factores, para informar los resultados de investigaciones y hechos de trascendencia.

PREPARACIÓN ANTE LAS NUEVAS ESTRATEGIAS DE LOS DELINCUENTES

La participación popular fue considerada por los oficiales como indispensable para enfrentar y prevenir el delito, aunque también señalaron la importancia de la preparación de las fuerzas del orden ante los nuevos modos de operar de los delincuentes.

“Tenemos el conocimiento científico, la preparación, la consagración y el incentivo de la creatividad en la investigación. La criminalística juega un papel determinante en los resultados a partir de la ciencia”, destacó Cano López.

Por otro lado, Valdés Brito, desde su experiencia en el DTI, puntualizó que en el periodo existe casi el doble de las personas procesadas por delitos cometidos, cifra que ha crecido a partir de las investigaciones.

Explicó que los órganos del Minint laboran alineados en función de evitar las concentraciones de hechos delictivos y que estos se queden impunes.

Hay una investigación, seguimiento y acompañamiento a la necesidad de la población, argumentó, aunque también es posible que no siempre se logren los resultados.

MANTENER LA SEGURIDAD CIUDADANA ES UNA MISIÓN COLECTIVA

Durante la transmisión de Hacemos Cuba, los Coroneles también abordaron el tema de la seguridad ciudadana en la nación, donde los niños y las niñas pueden ir a la escuela sin usar chalecos antibalas ni mochilas protectoras.

No se puede hablar de inseguridad, dijeron, en un país donde un muchacho puede jugar en un parque sin temor a ser secuestrado o donde no hay que esconder a un niño para protegerlo de un tiroteo en el medio de una zona residencial, todo eso con independencia de que pueda haber conductas delictivas aisladas, destacó el coronel Morales Karell.

Por eso, Valdés Brito exhortó a mantener la confianza en el trabajo que se desarrolla, al tiempo que ratificó la unidad con el pueblo, el Partido y con la fuerza más revolucionaria, que tiene un papel importante en esta lucha contra el delito, de conjunto con el Ministerio del Interior.

El programa cerró con el mensaje de que la Policía cubana ha estado y estará junto al pueblo en los momentos más difíciles, siempre bajo la premisa planteada por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz al conmemorarse el aniversario 40 de la fundación de la PNR: «Nuestra Policía tiene que ser la mejor Policía del mundo, la más organizada, la más preparada y también la más humana».

Con información de Granma.cu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve − 1 =