Ciberataques, Cuba, Estados Unidos
Una fuerza de tarea es un término propio de las Fuerzas Armadas estadounidenses, y define una unidad temporal para trabajar en una operación o misión específica. En este caso, difundir mensajes desestabilizadores contra el orden establecido en Cuba y agredir la institucionalidad y legitimidad del gobierno. Foto: Cubasí

Intensifican ciberataques contra Cuba

Por estos días  se ha dado a conocer informaciones sobre los programas de espionaje masivo de la CIA y la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA),  también del crecimiento de los ataques informáticos a sitios de organismos políticos y de masas, de la administración y estudiantiles de Cuba.

Un informe de investigación publicado recientemente por el Centro Nacional de Tratamiento de Emergencias de Virus Informáticos de China, revela como Estados Unidos ha desarrollado una estrategia ciberespacial significativamente más ofensiva, ha planeado y organizado un gran número de “revoluciones de colores” en todo el mundo, con la ayuda  de una poderosa tecnología de redes y comunicaciones.

Estados Unidos encabeza los países que han desarrollado complejos sistemas de exploración informática globales para alcanzar una supremacía en la adquisición de información estratégica en las esferas militar, política e industrial. Los programas PRISM, Eshelon, Carnivore, NarusInsight, Turbulence, CO-TRAVELER, Dropmire, X-Keyscore) así lo prueban.

Lea también: Insta canciller Bruno Rodríguez cambios en acceso a información de internet

Sobre estas cuestiones estaremos hablando con Daniel Ramos Fernández, director de negocios digitales de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA) y experto en sistemas informáticos y ciberseguridad.

DRF: Ya en el año 2017 estos sistemas eran capaces de interceptar diariamente en todo el mundo, más de 1 700 millones de llamadas telefónicas y correos electrónicos, acceder a información de más de 5 000 millones de teléfonos móviles y conocer la ubicación y movimientos de sus propietarios.

Dentro de los programas filtrados en el 2013 por Edward Snowden, ex funcionario de la CIA y analista de la empresa privada de consultoría de inteligencia Booz Allen Hamilton estaba el PRISM, que autorizaba a la NSA a tener acceso no autorizado a todos los datos privados almacenados en los servidores de grandes empresas de internet como Microsoft, Google, Apple, Facebook, Skype, entre otras. Incluía los correos electrónicos, chats, fotografías, videos, transferencia de archivos y otros datos y metadatos.

A partir de la década de 1960 el gobierno estadounidense y sus agencias de inteligencia tejieron una red de más de 120 emisoras de radio que abarcó a varios países, con el objetivo de destruir a la Revolución Cubana, agredir la soberanía nacional y promover la subversión contra el orden constitucional que se diera libre y soberanamente nuestro pueblo.

OPS: El nueve de septiembre de 2001, dos días antes del ataque terrorista a las torres gemelas en New York, Cuba se convierte en el primer Estado acusado de planear ataques cibernéticos contra Estados Unidos, cuando en la audiencia del Comité selecto del Senado sobre Inteligencia, que trató el tema de “la amenaza mundial”, el entonces director de la Agencia de Inteligencia de Defensa, Almirante Thomas R. Wilson, identificó a Cuba como un posible país “ciberatacante”. También en febrero de 2006 el Departamento de Estado, encabezado por Condolezza Rice, creó el Grupo de Tarea para la Libertad Global de la Red, que debía concentrarse en monitorear especialmente a China, Irán y Cuba. Posteriormente se ejecutaron diversas operaciones anticubanas utilizando las tecnologías de la información y la comunicación.

DRF: Diversas operaciones subversivas desarrolladas por el gobierno yanqui y sus agencias de inteligencia se canalizaron a través de organizaciones, fundaciones, compañías profesionales internacionales y personas naturales. Se destacan Zunzuneo, que bajo la apariencia de una red social inocente, encubrió una operación secreta financiada y dirigida por la Usaid. En el 2012 captó más de 40 mil suscriptores cubanos que desconocían, hasta que fue denunciado por ETECSA, que detrás del servicio había contratistas que recopilaban información privada con fines políticos.

Surf, consistió en la entrada de equipamientos y software para la instalación de antenas ilícitas para el acceso ilegal a internet. También, el proyecto Piramideo y la creación de cuentas falsas de Radio y TV Martí en Facebook fueron operaciones a cargo de la Oficina de Transmisiones a Cuba (OCB), perteneciente al gobierno de Estados Unidos. Todas tuvieron como denominador común que fueron detectadas y fracasaron. Como parte de este engendro se han desarrollado un sinnúmero de eventos con el propósito de dotar a la contrarrevolución de herramientas y tecnologías y coordinar acciones subversivas contra nuestro país.

OPS: Si bien es cierto que desde principio de la década del 2010 con frecuencia se realizaban ataques cibernéticos a sitios cubanos en internet, como el realizado al Portal Cubasi el 18 de abril de 2013, que lo afectó por varias horas, a partir de julio de 2021 se han intensificado.

DRF: Recordemos que el Departamento de Estado creó el siete de febrero de 2018 una Fuerza de Tarea en Internet para Cuba compuesta por funcionarios gubernamentales y no gubernamentales con el objetivo de “promover el libre flujo de información” y “ampliar el acceso a Internet y los medios independientes” en Cuba, en respuesta a lo dispuesto en el Memorando Presidencial de Seguridad Nacional de 16 de junio de 2017, emitido por Donald Trump en la ciudad de Miami, donde el Jefe de la Casa Blanca, rodeado por miembros de la ultraderecha de origen cubano, anunció entonces un cambio de política hacia la Mayor de las Antillas con el fin de fortalecer el bloqueo y limitar los viajes entre ambos países.

Una fuerza de tarea – taskforce en inglés –  es un término propio de las Fuerzas Armadas estadounidenses, y define una unidad temporal para trabajar en una operación o misión específica. En este caso la pretensión es difundir mensajes desestabilizadores contra el orden establecido en Cuba y agredir la institucionalidad y legitimidad del gobierno.

La guerra en el ámbito cibernético que se nos hace tiene la regularidad de inhabilitar sitios estatales con el objetivo de causar daños y afectar la estabilidad del país. En lo fundamental se han detectado ciberataques de denegación de servicios, conocidos como DoS/DDoS, que generan muchas solicitudes a un servidor por encima de su capacidad de procesamiento para que colapse, algunos orientados a tomar el control de las bases de datos de los sitios web y obtener información de valor y en los últimos tiempos dirigidos a desconfigurar determinados sitios y colgar letreros contrarrevolucionarios.

En el orden mediático se trata de dañar la imagen del país y ejercer influencia política sobre la población. Se aprecia una mayor coordinación y organización de los ataques, así como la utilización de cientos de sitios, blogs y colaboradores en internet que sistemáticamente mienten sobre la realidad cubana, como base para fabricar informaciones falsas, que muchas veces son replicadas por poderosos medios de comunicación, cuya agenda coincide con la política estadounidense. De más está decir que en esta operación se están moviendo millones de dólares.

OPS: Un ejemplo de lo anterior ocurrió en los días del hecho de Caimanera, donde sitios como el del Ministerio de Relaciones Exteriores, el Ministerio de Comercio Exterior, Partido Comunista de Cuba, Presidencia de la República, Gobierno de Caimanera, Gobierno de La Habana y de la Universidad de las Ciencias Informáticas fueron atacados y en paralelo activaron toda la red para tergiversar y manipular lo que acontecía en Caimanera y en Cuba.

Una muestra tomada de 23 publicaciones de este corte en Facebook (un grupo, ocho páginas y 11 perfiles personales) generaron 100 mil 297 reacciones, 14 mil 757 comentarios y fueron compartidas 16 mil 358 veces. Insistieron en sembrar la mentira  que la represión de las fuerzas especiales fue brutal y que en Cuba se violan los derechos humanos, la libertad de expresión y de huelga. Varios llaman a la unidad entre todos los cubanos contra el gobierno revolucionario. Los yanquis y sus lacayos sabían muy bien que estaban jugando con candela, por las características y ubicación geográfica de Caimanera.

Asociado a este suceso en el grupo “Soy de Río Cauto” en Facebook, una persona radicada en el exterior convocó a que la población utilice métodos más drásticos en las manifestaciones contra el Estado, como el uso de cocteles molotov. En el canal de Telegram de otro contrarrevolucionario se emplazó a dar candela a un centro laboral en La Habana.

DRF: Ante este escenario se precisa incrementar las medidas de monitoreo para mantener la ciberseguridad en los servicios e infraestructuras del país, eliminar las vulnerabilidades en los sistemas de las instituciones, reforzar las acciones organizativas y técnicas, realizar denuncias internacionales sobre estos eventos, potenciar la comunicación política digital y la articulación con las fuerzas de izquierda de América Latina y progresistas del mundo.

Por: Omar Pérez Salomón (Cubasí)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho + doce =