Tarea Vida, Holguín, Cambio Climático, Medio Ambiente
Tarea Vida en Holguín protege asentamientos humanos, agricultura y turismo. Foto: Tomada de ACN

Tarea Vida, protectora del entorno natural y actividad humana en Holguín

La Tarea Vida desde 2017 en la provincia de Holguín ejecuta acciones ambientalistas y multisectoriales para prevenir y contrarrestar los efectos del cambio climático dando paso al equilibrio de la naturaleza y al desarrollo sostenible de la sociedad.

Las labores tienen el propósito de identificar y evaluar los daños e impactos tangibles por la modificación de las condiciones naturales del Medio Ambiente y garantizar la sostenibilidad de la agricultura y el turismo, importantes pilares para el progreso de esta región del norte oriental de Cuba.

Con cinco años de ejecución este programa en el territorio muestra avances en la subsanación de los perjuicios por diferentes eventos meteorológicos extremos y otros fenómenos naturales con devastadoras consecuencias para el entorno y la actividad humana.

Holguín ha logrado considerables resultados en cuanto a la protección de asentamientos humanos vulnerables en sus siete municipios costeros, el empleo de prácticas agrícolas ecológicas y resistentes a las altas temperaturas, la conservación y rehabilitación de ecosistemas como manglares y corales y la vigilancia de factores de riego sanitario y ambiental.

Impacto del Cambio Climático en Holguín

Entre los peores efectos del cambio climático están los crecientes períodos de sequía, la merma del potencial hídrico —de sus 17 zonas hidrogeológicas alrededor del 50 por ciento se encuentra en estado desfavorable y crítico—, la salinidad de los suelos y la contaminación derivada de la industria del níquel en Moa.

Como Holguín tiene alrededor de 277 km de costas de uso turístico expuestas al embate directo del oleaje oceánico prioriza el saneamiento de las dunas de playas como Pesquero, Yuraguanal, Esmeralda, Estero y Guardalavaca, donde existen prestigiosos balnearios con gran infraestructura hotelera.

También fortalece los sistemas de monitoreo y alerta temprana para enfrentar los cambios  climáticos originados por eventos naturales extremos. Capacita y ofrece conocimientos y herramientas para afrontar sus embates, elevar la percepción del riesgo e incrementar la colaboración de la población en su prevención y resarcimiento.

La magnitud de los daños ambientales y materiales por las alteraciones de la naturaleza se ha acrecentado en las últimas décadas con el aumento de la frecuencia e intensidad de los ciclones tropicales. Recordemos a Ike (2008), Sandy (2012), Matthew (2016) e Irma (2017) con considerables perjuicios al patrimonio natural y la infraestructura social y económica.

Holguín, Tarea Vida, Cambio Climático, Medio Ambiente, Sociedad

Yamila Pupo Otero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × cinco =