Hilandería, Industria, Gibara, Holguín
La hilandería Inejiro Asanuma, de Gibara, es una industria única de su tipo en el país. Foto: Alexis del Toro.

Mantiene hilandería gibareña producciones de calidad

La Hilandería Inejiro Asanuma (Gihilan), ubicada en el municipio holguinero de Gibara, mantiene producciones de calidad, a partir de la aplicación de la ciencia y la innovación tecnológica y el encadenamiento productivo.

Esta empresa, entre las principales del sector de la Industria Ligera en Cuba, fabrica hilo de algodón destinado a la confección de varios surtidos de amplia demanda, destacó Iosvany Segura Leyva, director técnico de esa entidad, situada a unos 30 kilómetros de la ciudad cabecera.

Refirió que, pese a las afectaciones del bloqueo económico comercial y financiero de los Estados Unidos contra la mayor de las Antillas, Gihilan diversifica su quehacer hacia otras ramas como colchones, almohadas, sábanas y toallas, con destino al mercado nacional a través del Ministerio de Comercio Interior.

Enfatizó que estos cuentan asimismo con la factura adecuada para en un futuro insertarse en el sector del turismo y sustituir así las compras en el exterior efectuadas en la actualidad.

Añadió que la fábrica aprovecha además los excedentes productivos y otros componentes, dentro de la estrategia cubana para aplicar la economía circular y lograr un manejo adecuado de los desechos sólidos en el sector industrial.

Lea también:

Destaca Citma en Holguín buenas prácticas de economía circular

También se emplean encadenamientos productivos con otras entidades el país, con el objetivo de mantener la vitalidad y suplir necesidades crecientes de la población en artículos textiles para el hogar, enfatizó.

El directivo reseñó que esa fábrica tiene además un movimiento de innovadores encargados de mantener la vitalidad de las máquinas y reducir la importación de componentes y piezas de repuesto limitados por los efectos de la política genocida.

La Hilandería Inejiro Asanuma se creó el 21 de mayo de 1961, impulsada por el Comandante Ernesto Che Guevara, como una de las primeras empresas fundadas por el Ministerio de Industrias de la naciente Revolución cubana y posee talleres de colchonería y producciones plásticas.

Entre los méritos recibidos por su colectivo sobresalen la Orden Lázaro Peña de segundo grado y del Hacha de Holguín, otorgadas por el Consejo de Estado y el Gobierno provincial, respectivamente.

Con información de ACN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × cuatro =