Caribe, Cuba, huracanes, temporada ciclónica

Expertos de Cuba prevén activa temporada ciclónica 2024

La temporada ciclónica de 2024 será muy activa, con la formación de al menos 20 ciclones tropicales en toda la cuenca del Atlántico Norte, pronosticó este martes el Instituto de Meteorología de Cuba (Insmet).

Según expertos del Centro de Pronósticos y el Centro del Clima del Insmet, 11 de ellos podrán alcanzar la categoría de huracán.

Del total de ciclones tropicales previstos a formarse en la etapa que va del primero de junio al 30 de noviembre, 14 pudieran desarrollarse en el área oceánica del Atlántico, cuatro en el mar Caribe y otros dos en el Golfo de México.

Las probabilidades de que se origine e intensifique al menos un huracán en el Caribe son muy altas (85 por ciento) y que uno de procedencia atlántica penetre en esta área es de un 70 por ciento.

El peligro de que Cuba sea afectada por al menos un huracán es de un 80 por ciento de probabilidad.

De acuerdo con los especialistas, aún mayor es el peligro para Cuba de que al menos un ciclón tropical la afecte, con una probabilidad del 90 por ciento.

Las condiciones oceánicas y atmosféricas fundamentales que regulan la actividad ciclónica tropical sobre el océano Atlántico y el mar Caribe, serán favorables para que la temporada ciclónica sea muy activa, añadió el reporte.

La temperatura superficial del mar en la franja tropical del Atlántico Norte ha mostrado valores elevados desde junio de 2023 hasta abril de 2024.

Los modelos indican que este calentamiento pudiera persistir durante la temporada ciclónica e influir favorablemente en la formación y desarrollo de los ciclones tropicales.

Otro factor de importancia, a tener en cuenta para el pronóstico de la temporada ciclónica, es que el actual evento El Niño – Oscilación del Sur (ENOS) ha iniciado su debilitamiento.

La mayoría de los modelos prevén que el presente ENOS pudiera finalizar en mayo, estableciéndose posteriormente las condiciones neutrales.

Existen altas probabilidades de que un evento La Niña – Oscilación del Sur se desarrolle en los próximos meses, lo que también resultaría favorable para que la temporada ciclónica sea muy activa.

La circulación atmosférica regional sobre el Atlántico Norte ha mostrado indicios de un comportamiento activo durante los meses de marzo y abril, lo que constituye otra condición favorable para el desarrollo de la actividad ciclónica, según los expertos del Insmet.

Con información de Prensa Latina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce − diez =