donación, juguetes, sala oncohematología, hospital pedriático, Holguín
El niño Diego Torres recibe juguetes donados por jóvenes de la Región Militar Holguín. Foto: Maylín Betancourt.

Juguetes portadores de alegría

La relación entre los niños y los juguetes es mágica, única, indescriptible. Basta con regalarle un juguete a un niño y cambia su día. Con esas lecciones aprendidas el Movimiento Juvenil Sembrando Esperanza del  Regimiento de Artillería de la Región Militar Holguín quiso llevar esperanza hasta la sala de Oncohematología del Hospital Pediátrico Octavio de la Concepción de la Pedraja y hacerles olvidar por breves instantes a los 14 niños y sus familiares que allí se encuentran hospitalizados, dolores profundos y temores de los que solo saben aquellas familias a los que el cáncer ha tocado a sus vidas.

Por eso, al decir de la Mayor Keyla González Díaz, jefa de trabajo político-ideológico del Regimiento de Artillería de la Región Militar Holguín, “los jóvenes motivados en saludo al aniversario 63 de la Organización de Pioneros José Martí (OPJM) y el 62 de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) hemos llegado hasta aquí porque los niños son los que saben querer, como nos enseñó nuestro José Martí”.

“Vinimos a dejar un pequeño presente en nombre de los jóvenes de la artillería de la Región Militar y queremos que las acciones no terminen aquí, simplemente sean el punto de partida, para llegar además hasta las casas de niños sin amparo familiar en un segundo momento”.Juguetes portadores de alegría 0Y ciertamente, muy bien recibidos fueron los juguetes entregados personalmente en manos de los niños, incluso hasta aquellos que por su estado de salud comprometido no pudieron acudir al encuentro, le fueron llevados hasta su cama. Entre los beneficiados se encontraba el adolescente Yosvanis Céspedes  Reyes, quien fuera diagnosticado desde hace alrededor de cuatro meses con un Linfoma no Hopkins.

En la oportunidad refirió: “Gracias al colectivo médico que tenemos muy bueno, muy agradecido con ellos y con todos. He recibido muy buen tratamiento, cuidado y atención. Gracias a ellos estoy saliendo de todo. Me siento muy  agradecido de que hayan llegado hasta aquí a regalarnos un momento de felicidad. Estoy muy contento con todo lo que hicieron, agradecido”.

Juguetes portadores de alegría 1

Dailin Toledo, madre del pequeño Diego Torres, a quien se le diagnosticara un tumor de hígado desde los siete meses, sensiblemente emocionada por el humano gesto hacia su hijo expresó que “estos gestos significan la felicidad para nuestros niños, una alegría que tienen ellos en medio de tanta tristeza, por así decirlo de alguna manera, de tantos pinchazos. Y es una alegría inmensa la que ellos sienten cada vez que tienen algún gesto bonito, cuando piensan en ellos, cuando les regalan  algo que los hacen sentir felices”.

Dailin cuenta que en el caso de su hijo tuvo una notoria mejoría, hasta el punto de recibir el alta hospitalaria cuando tenía un año y medio, pero ahora volvió a recaer con la enfermedad. Hace una semana que se encuentra nuevamente ingresado y este cuatro de abril empieza con quimioterapia otra vez.

La sala de Oncohematología en la instalación hospitalaria es un servicio regional que atiende a niños de todas las edades de las provincias de Granma, Las Tunas, Guantánamo y Holguín, siendo a nivel de país una de los que mayor supervivencia alcanza.

En ese sentido, Elizabeth Mir Quintana, jefa de Enfermería de la sala explicó que son un colectivo comprometido con la salud de los niños. “Atendemos a quienes son diagnosticados con enfermedades oncológicas y hematológicas entre las que se encuentran la leucemia, los linfomas y varios tipos de cáncer. Asistimos a pacientes de todas las edades, ya sean lactantes, adolescentes, transicionales”.

“Realmente los niños asimilan el tratamiento con una fortaleza enorme y con unas energías que les hacen enfrentar la enfermedad de una manera muy positiva. Cualquier actividad que se les haga para ellos es algo grande porque tienen una larga estadía en el servicio. Por eso nosotros nos sentimos contentos de que estas actividades tengan lugar. Eso influye también en el tratamiento de ellos, en su mejoría, en su evolución favorable”.

De manera que por su larga estadía en la institución estos pacientes agradecen sensiblemente gestos altruistas como estos, los cuales disfrutan y contribuyen a su recuperación. Juguetes portadores de alegría 2

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × dos =