Reloj, horario de verano, Cuba

Regirá en Cuba horario de verano desde este domingo

A partir de este 10 de marzo los relojes tendrán que adelantarse una hora al iniciar el horario de verano 2024 en Cuba, dando fin así al actual horario normal.

La aplicación del horario de verano constituye una medida de alta incidencia en el ahorro energético, pues permite hacer un uso más racional de la luz solar.

Con esta decisión se obtendrá no solo una reducción del consumo de electricidad para la iluminación, sino, también, que al desplazarse en una hora el momento en que comenzamos a encender las luces, dejará de coincidir en gran medida la demanda de electricidad para la cocción de la comida con la de la iluminación.

Es importante reiterar que todo lo que hagamos para lograr un uso más racional de la energía, redundará en beneficio de nosotros mismos y de la economía del país.

Desplazando una hora el momento de encendido de las luces se intenta disminuir la coincidencia de la demanda de electricidad para la cocción de los alimentos y el encendido de las luces, lo que podría contribuir a que la demanda y la generación no fueran tan dispares.

Un siglo atrás no se cambiaba la hora en Cuba, ni era posible hacerlo, porque no existía una hora oficial única para toda la República. Por esa razón, el horario de verano adoptado por Estados Unidos en 1918, al objeto de ahorrar energía en el contexto de la Primera Guerra Mundial, solo pudo aplicarse en el país caribeño muchos años después.

El 10 de junio del año 1928 se aplicó por primera vez en la isla el horario de verano, pero en aquel entonces no tuvo mucha aceptación, por lo que al año siguiente fue eliminado el decreto que lo aplicaba, pero en los últimos 50 años se ha venido implementando de forma sistemática, que sin dudas, contribuye a reducir el consumo energético al ser utilizada por más tiempo la luz solar.

Con información de Cubadebate

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 − 2 =