filial, Holguín, asociación, personas, discapacidad intelectual
Firma de las normas de relaciones por parte de Elena Consuegra Gómez, Directora Provincial de Trabajo y Liutmila Batista García, máxima representante de la asociación en el territorio. Foto: Maylín Betancourt.

Constituida Filial Holguín de la Asociación de Personas con Discapacidad Intelectual

La constitución de la Filial Holguín de la Asociación Cubana de Personas en situación de Discapacidad Intelectual (ACPDI) durante muchos años fue un anhelo de padres y familiares de quienes han sido diagnosticados con esta discapacidad en la provincia de Holguín. Se trata de un sueño materializado este 15 de diciembre, precisamente en el segundo territorio a nivel de país en cuanto a incidencia, con más de 18 mil 300 casos identificados.

De acuerdo con Danae Mouso Díaz, madre de Samuel Enrique Hernández Mouso, un niño de 11 años que nació con la condición de Autismo, “soy una de las tantas madre que estábamos anhelando tener una asociación que representara los derechos de nuestros hijos con discapacidad intelectual. Esta es una discapacidad muy amplia, de ahí que haya muchas personas con la misma en la provincia. Por eso considero era una deuda que tenía nuestro país con nosotros, las familias de las personas en situación de discapacidad intelectual.

filial, Holguín, asociación, personas, discapacidad intelectualEstamos muy felices de haber logrado esta asociación. Es un día de felicidad, de muchos sentimientos encontrados, porque hemos logrado nuestro objetivo y estamos seguros de que vamos a trabajar y a lograr muchas cosas buenas para contribuir a la inserción de nuestros hijos como miembros de la sociedad, con un merecido lugar de familiares en situación de discapacidad intelectual”.

En la asamblea de constitución de la Filial Holguín de la ACPDI estuvieron presentes Manuel Francisco Hernández Aguilera, gobernador en el territorio,  directivos de trabajo, padres, familiares y  personas con discapacidad intelectual y de manera especial asistió Mayelín Oliva Rodríguez, presidenta Nacional de la ACPDI.

En la oportunidad, esta última destacó que en representación del Comité Ejecutivo y de la Junta Directiva Nacional de ACPDI se sienten orgullosos de crear la tercera filial provincial del país, justamente en la ciudad natal de Calixto García y Fidel Castro Ruz, además, subrayó que en Cuba, la mayor cantidad de personas en situación de discapacidad padecen algún tipo de discapacidad intelectual, con más de 150 mil personas. Holguín es la segunda provincia en incidencia, lo cual representa el 12 por ciento de esa cifra.

Por lo tanto corresponde a la asociación de conjunto con los órganos del Estado y el Gobierno la creación y implementación de instrumentos y mecanismos que incluyan el diseño de políticas públicas, proyectos y programas encaminados a garantizar el pleno ejercicio de los derechos de este sector en la sociedad”.

Como parte de programa de actividades se aprobó el nombre de la asociación, sus siglas y el logotipo, fueron presentados los estatutos y quedaron electas la Junta Directiva y el Comité Ejecutivo Provincial, donde la ingeniera informática Liutmila Batista García resultó la presidenta electa de la Filial Holguín de la ACPDI.

Acerca de los retos y el trabajo en la etapa por venir Batista precisó: “para Holguín es importante estar entre las primeras filiales de esta asociación, es un reto que incluye mucho trabajo al tener que aglutinar a más de 18 mil personas en la provincia, a las cuales hay que ayudar, representar y contribuir a su inclusión social. Resta constituir los grupos gestores municipales, pues la base está en el barrio, en los consejos populares y hasta ahí debemos llegar, hasta cada persona con discapacidad intelectual”.

filial, Holguín, asociación, personas, discapacidad intelectual
Danae Mouso Díaz y su hijo Samuel, quien tiene la condición de Autista. Foto: Cortesía de la entrevistada.

Asimismo, se procedió a la firma de las normas de relaciones por parte de Elena Consuegra Gómez, directora provincial de trabajo y la máxima representante de la asociación en el territorio, Liutmila Batista García, lo cual dota de legitimidad la constitución. De manera que es un hecho la creación de esta organización que agrupa a las personas en situación de discapacidad intelectual y sus representantes legales o apoyos.

En ese sentido, Zoe de los Ángeles Suárez Mayo, Licenciada en Administración y Economía, Auditora de la Contraloría General de la República, quien actualmente se desempeña como auditora en la Dirección Provincial de Salud Pública, es madre de Samuel de Jesús Fruto Suárez, adolescente con autismo de 12 años de edad que disfruta la lectura y el juego de cartas. Zoe confesó sentirse muy contenta, aunque admite ha sido una experiencia compleja, llena de muchos retos.

“Hubo momentos en que pensé que no lo íbamos a lograr, sin embargo Samuel fue cada día rebasando, se incluyó en la educación general, pero nos faltaba esto. Nos faltaba tener una asociación que nos representara, que nos apoyara, porque solos se nos hace un poco difícil. Al existir un conjunto de personas que nos apoye y oriente en algún momento determinado pienso que sea más sencillo. Por eso estamos muy felices, muy emocionados, las lágrimas han estado a flor de piel, pero han sido lágrimas de felicidad”.

Si bien queda en lo adelante un largo camino por recorrer para garantizar el pleno ejercicio de los derechos de las personas con discapacidad intelectual en la sociedad, la constitución de la ACPDI es un primer paso y muestra de que se transita por el camino correcto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 4 =