acto, rememoran, estudiantes, Medicina, Holguín
Acto de recordación del fusilamiento de los estudiantes de Medicina. Foto: Maylín Betancourt

Rememoran en Holguín fusilamiento de los ocho estudiantes de Medicina

Jóvenes de la Universidad de las Ciencias Médicas de Holguín (UCMHo), junto a las máximas autoridades políticas, gubernamentales y sanitarias del territorio rememoraron en la escalinata de la residencia estudiantil el aniversario 152 del fusilamiento de los ocho estudiantes de Medicina, un 27 de noviembre de 1871.

Como se ha hecho tradicional cada año los estudiantes de la UCMHo, rememoran el lamentable suceso, considerado uno de los más injustos y tristes hechos en la historia de Cuba, al haber sido acusados injustamente de profanar la tumba de Don Gonzalo Castañón, cuando ni siquiera tres de los ocho jóvenes fusilados estuvieron ese día en el cementerio.

Por eso los jóvenes de las Ciencias Médicas no olvidan el lamentable hecho. Según la estudiante de Medicina, Elaine Cruz Cobas, “nos reunimos esta mañana para rendir homenaje a esos ocho estudiantes que sentimos hermanos, los sentimos compañeros nuestros caminando cada día en los hospitales, en las salas, aquí en nuestra propia residencia, porque eran estudiantes de primer año, eran jóvenes como nosotros.

Saber, conocer su historia desde pequeños, verla hace poco en la película Inocencia, tan bien representada, nos hace sentirlos más cerca todavía. Es un honor para nosotros estar aquí recordándolos, en este acto acompañados de las autoridades de la provincia, del Partido Comunista de Cuba, de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), los dirigentes de la institución y de nuestros estudiantes de la Federación Estudiantil Universitaria que no vamos a olvidarlos nunca”.

En ese sentido, el estudiante de tercer año de Medicina, Reynaldo Pupo Osorio, significó que pese a haber transcurrido más de 100 años del fusilamiento es una fecha que no podemos olvidar. Puede que otras personas nos vean a los estudiantes de Medicina reviviendo este homenaje y se pregunten, bueno, ¿y por qué hacemos esto? Sucede que este hecho dejó impregnado en el corazón de cada estudiante de Medicina un significado especial. Es el significado de luchar contra las injusticias que se cometieron en su contra y es una forma de hacer un llamado, a partir de un hecho tan cruento como este, a condenar las injusticias, esas que hoy en día suceden en otros países. Hacemos entonces un llamado al mundo en general a que todas las personas alcen su voz para luchar siempre a favor de la justicia”.

Por su parte el estudiante José Raúl Arenas Mulet expresó: “este hecho es algo que nos marca y para muchos incluso fue una fuente de inspiración, ver como algunos estudiantes fueron capaces de morir por un sueño, por un ideal, muy ligado a nuestra profesión. Aquel era el primer curso que se estuvo impartiendo en la Universidad de La Habana la carrera de Medicina, pese a tal injusticia no se detuvo la lucha de la masa estudiantil y mucho menos los estudiantes de Medicina que se siguieron formando.

En estos tiempos seguimos dando el máximo de esfuerzo para llevar adelante la carrera de Medicina, para brindar salud a la población. Es algo muy reconfortante y creo que cada uno de los estudiantes de las Ciencias Médicas somos el fiel reflejo y la continuidad de lo que representaron ellos, de lo que estamos dispuestos a hacer porque esta labor que comenzó ya hace tiempo se siga manteniendo”.

En el acto se realizó el simbólico pase de lista con los nombres de los fusilados, donde los estudiantes representaron a cada uno de los jóvenes.

El acto sirvió además para hacer alusión al aniversario 130 de la muerte de Mariana Grajales Cuello, la madre de los Maceos, símbolo indiscutible de la mujer cubana de todos los tiempos y sinónimo de orgullo de la alta casa de estudios de Holguín que lleva su nombre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × dos =