final oriental, Colosos, Pelota Dulce, Liga azucarera, Cuba
Los colosos a una prueba de fuego. Foto: Nelson Rodríguez

Colosos comienzan el sábado final oriental de la Liga Azucarera de béisbol

Los Colosos de Urbano Noris recibirán, durante el próximo fin de semana, al equipo de la UBPC Honduras del municipio de Manuel Tames en Guantánamo, para iniciar la final oriental de la Liga Azucarera de béisbol en su edición 41.

Los partidos, a nueve entradas, se efectuarán en el estadio Rogelio Pupo Ricardo, de San Germán, siempre desde las 10:00 a.m., hora local, como parte de una serie que pudiera extenderse a cinco desafíos.

La final oriental luego se trasladará para tierras guantanameras, donde se jugará un doble juego a siete entradas el sábado 14 y, de ser necesario, un quinto partido el domingo 15, a nueve episodios.

Al iniciarse esta etapa interprovincial de la pelota dulce los Colosos vencieron 3-1 a sus similares del Enidio Machado de Campechuela en Granma, en tanto los de la Honduras con una espectacular remontada, de tres victorias como visitantes,  vencieron 3-2 al equipo del central Paquito Rosales de San Luis en la provincia de Santiago de Cuba.

Las restantes tres zonas clasificatorias de esta liga beisbolera ya tuvieron actividad y en la Centro-Este el equipo del Central Primero de Enero, de Ciego de Ávila, actual subcampeón, puso a punto de mate su porfía con el Ignacio Agramante, de Camagüey, al vencerlos doble con pizarras de 5×1 y 7×4.

En las restantes llaves hubo divisiones, en la Este el equipo capitalino de TRANSMEC, vigente medallista de bronce, venció en el primer partido 4×2 pero luego ripostaron los del Central Héctor Molina, de Mayabeque, 14×13.

Y en la Central, la representación del Coloso de Sancti Spíritus Melanio Hernández comenzó con éxito de 2×1, pero luego fueron derrotados 10×6 por sus oponentes del Central  14 de Julio, de Cienfuegos, los campeones defensores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − quince =