salud, rabia, enfermedad, prevención
El cuidado de la salud en las mascotas evita la rabia. Foto: Archivo

La rabia, un peligro que no se debe correr

En los últimos años en la provincia de Holguín se ha visto un alza de las enfermedades transmitidas de animales a humanos. Nadie duda cuán útiles son los animales que conviven en los hogares, pero muchas veces ellos también son agentes trasmisores de enfermedades que pueden llegar a ser mortales, como es el caso de la rabia.

Esta enfermedad constituye uno de los principales contagios a nivel internacional, y fue el científico francés Louis Pasteur, quien desarrolló la primera vacuna contra este padecimiento.

Se trata de una enfermedad infecciosa viral del sistema nervioso central presente en las secreciones de los animales infectados y que se transmite al hombre por una mordida o por el contacto de una herida con la saliva del animal enfermo.

En Cuba los mayores transmisores de rabia son los perros, gatos, mangostas y murciélagos. Mientras que los síntomas más comunes una vez expuestos al virus son malestar general, dolor de cabeza, fiebre, miedo al agua y miedo a la luz, es por tanto, recomendable asistir lo antes posible a una institución de salud.

En este sentido el Ministerio de Salud Pública mantiene un sistema de vigilancia sanitaria en animales domésticos para evitar la transmisión de enfermedades de origen zoonòtico, en ese sentido, el Instituto Pedro Kourí es el centro por excelencia para el diagnóstico de esta enfermedad.

En el territorio holguinero en los últimos años se han diagnosticado  casos de rabia animal. Los municipios con mayor positividad son Gibara, Rafael Freyre, Urbano Noris, Banes, Mayarí y Cacocum.

No se trata de no tener mascotas en casa, sino de que quienes las tengan deben asumir  una conducta responsable en su atención, pues todo animal debe ser tratado por un médico veterinario, ser desparasitado y dársele una alimentación correcta para prevenir agresiones.

Por otro lado preocupa sobremanera el acrecentado número de perros y, en menor medida, de gatos callejeros que deambulan por las zonas urbanas, en especial en lugares públicos como bodegas, casillas, en  las calles principales y en específico en las localidades del territorio. Tema que amerita atención.

Proteger la salud de las personas es uno de los pasos más efectivos que se pueden dar en la prevención de este tipo de contagios. Esta celebración se traduce en una oportunidad para promover la lucha contra esta enfermedad mortal, aumentar la concientización sobre su prevención y mantener los logros alcanzados en su tratamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 2 =