Videojuegos
El patrón de comportamiento generado por la dependencia a los videojuegos, ya sean digitales, videoconsolas o por conexión a internet, es tan grave que prevalece frente a otros intereses vitales de quien lo padece. Foto: Cubahora

Videojuegos y su adicción (+ Podcast)

En los últimos 50 años los videojuegos han expandido sus límites, evolucionado en cada actualización hasta convertirse en un reflejo más fiel de la sociedad, su influencia, en ocasiones, llega a producir la adicción por parte de los usuarios, un trastorno que puede causar graves consecuencias.

A partir de 2022 la Organización Mundial de Salud (OMS) declara oficialmente la adicción a los videojuegos como una enfermedad que se puede reconocer, diagnosticar y tratar. Por su parte la Organización Psiquiátrica Americana (APA) no reconoce oficialmente este tipo de adicción pero la considera “una afección que necesita más estudio”.

Comportamiento de los ludópatas

El aislamiento social, bajo rendimiento académico, pérdida de la noción del tiempo, ansiedad, dolores óseos o articulares e ira desmesurada son algunos de los síntomas que pueden presentar las personas adictas a consolas, móviles, computadoras y todo tipo de equipo que les brinde el acceso a los videojuegos.

Existen miles de millones de jugadores alrededor del mundo, en 2021 una revisión sistemática reveló que entre el tres y cuatro por ciento de estos jugadores eran adictos a los videojuegos. Cabe destacar que la brecha de género entre ellos es muy pequeña.
Según el informe de la Agencia Espacial Europea (ESA) en 2021, el 55 por ciento de los jugadores se identifican como hombres, mientras que el 45 por ciento como mujeres. Esto demuestra que en ambos géneros se puede diagnosticar este trastorno.

Si no se marcan límites, progresivamente se acaba dedicando más tiempo al juego, dejando al margen responsabilidades y necesidades diarias. La persona se aparta de los hábitos normales y afecta como se desenvuelve en su vida normal y a su estabilidad psicológica.

Videojuegos y jóvenes

Los más jóvenes, en su mayoría, son los más propensos a desarrollar este trastorno. Algunos lo utilizan como medio de evasión hacia una situación difícil o por el hecho de aliviar tensión y aburrimiento. Sin embargo, los adictos lo hacen continuamente, de manera que no logran enfrentar sus problemas o preocupaciones, sumiéndolos más en el malestar.

La adicción a los videojuegos es una problemática latente, más en la actualidad donde el internet y los juegos están escalando a la cima. Existen disímiles maneras de reconocer y diagnosticar este trastorno, todo depende de informarse y pedir ayuda especializada en el tema. Reprender no es la solución, tampoco dar la espalda.

Escucha”Adicción a los videojuegos” en Spreaker.

Para deshacer la dependencia se requiere de intervención profesional, sin embargo impedir el uso de nuevos videojuegos, tratar de convencer al paciente de que existen otros pasatiempos y apoyar cada paso pueden ser algunas soluciones para ayudar a la rehabilitación. Motivar al cambio de manera calmada y convincente ayudando a admitir que tiene un problema es más fructífero que bombardear su espacio.

Videojuegos, adicción

Por: Lissette Rodríguez Saavedra (estudiante de Periodismo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 4 =