Tolerancia cero a las drogas en Cuba

Drogas: Tolerancia cero en Cuba

Tolerancia cero es el principio de Cuba frente al consumo y tráfico ilícito de drogas. Aun cuando no constituyen un problema social grave en el país, la voluntad política del Gobierno cubano es la de fortalecer continuamente el enfrentamiento al flagelo mundial del narcotráfico, así como la prevención al uso indebido de estupefacientes.

La producción, el tráfico y el consumo de cocaína en sus máximos niveles en todos los tiempos; la adicción a la marihuana y sus efectos nocivos en la salud, multiplicados con las políticas de legalización en varios países; la invasión global de las drogas sintéticas y las deficiencias en la disponibilidad de tratamiento para las adicciones son algunas de las amenazas planetarias a la seguridad internacional, regional y nacional, cuando se celebra, este 26 de junio, el Día Internacional de la lucha contra el uso indebido y el tráfico ilícito de drogas.

En su Resolución 42/112, el 7 de diciembre de 1987, la Asamblea General de las Naciones Unidas decidió celebrar esa fecha para mostrar su determinación en reforzar la actuación y la cooperación para alcanzar el objetivo de una sociedad internacional libre del consumo de drogas.

El cruel impacto del fenómeno lo revelan los millones de muertos por sobredosis y otras secuelas en la salud durante los últimos años, así como las crisis sanitarias decretadas en varios países ricos y la proliferación de mafias y organizaciones criminales en todos los puntos cardinales, que se entremezclan con tráficos de armas, personas, órganos y lavado de dinero.

Según Informe Mundial sobre Drogas de la ONU de 2023 el número de personas que sufrió trastornos por consumo de drogas se disparó en los últimos 10 años hasta el 45 %, lo que significa 39,5 millones de individuos.

Asimismo, alerta que el mercado de cocaína volvió a crecer después de un estancamiento durante la pandemia de Covid-19, acompañado de nuevas rutas de tráfico y de máximos históricos de fabricación e incautación.

Europa occidental y central y las Américas siguen siendo los principales consumidores de cocaína, aunque la demanda por esta droga también aumenta en Asia y África.

Cuba mantiene acciones de vigilancia coordinada para impedir que narcotraficantes internacionales usen su espacio aéreo o el entorno marítimo para tratar de penetrar en el país estas sustancias que tanto afectan a la salud, la familia y a la sociedad.

Como han reiterado las autoridades cubanas, múltiples son las amenazas y los desafíos que afronta el país para hacer frente a las tendencias mundiales y a las realidades internas. La voluntad política del Estado cubano y su pueblo de enfrentar el tráfico ilícito de drogas y el uso indebido de esas sustancias se defiende a todas horas en las fronteras, en la profundidad del territorio nacional y en la amplia colaboración internacional, bilateral y en foros multilaterales.

La política de tolerancia cero de Cuba tiene una expresión abarcadora en su sustento multifactorial, una batalla preventiva por excelencia, en la cual la educación, la cultura, la salud y la familia tienen un papel principal.

A nivel internacional el negocio de las drogas genera más de 500 mil millones de dólares anuales en ganancias a costa del dolor, la inestabilidad y la esclavitud de más de 290 millones de personas adictas en el mundo, con edades entre 15 y 64 años.

La ONU destaca que el tráfico de drogas prospera en tiempos de conflictos regionales, al mismo tiempo agravando las crisis sociales, aumentando pobreza, creando problemas económicos y desafiando las respuestas de los servicios de salud y las fuerzas del orden.

Señala, además, la importancia de movilizar a la comunidad internacional, los gobiernos, la sociedad civil y a todas las contrapartes para que adopten medidas urgentes de protección, entre ellas reforzar la prevención y el tratamiento del consumo de drogas y afrontar la oferta de drogas ilícitas.

Con información de Granma y Cubasí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − diez =