jóvenes, utilización, nasobuco, Holguín
Jóvenes estudiantes utilizan el nasobuco como forma de evitar contagios cuando se hace vida social. Foto: Kevin Manuel Noya

Atentos en Holguín ante incidencia de enfermedades respiratorias

Con frecuencia muchos asocian las enfermedades respiratorias únicamente con la Covid-19 o con gripes comunes, cuando en verdad esta clasificación es mucho más amplia y comprende otros padecimientos que alcanzan alta incidencia en la provincia de Holguín. Enfermedades como el asma, la neumonía, la influenza y los rinovirus pueden llegar a representar un serio peligro para la vida de quienes las padecen.

Según advierte la doctora Rosa María Estéfano Rodríguez, responsable del programa de enfermedades respiratorias, tuberculosis y Covid-19, “este tipo de enfermedades son de las que se propagan más fácilmente, por lo que en cualquier medio se está expuesto a contraer una enfermedad respiratoria. A veces se tiene el mal concepto que se trata de un resfriado común o un catarro y se comienza a tomar antibióticos, mientras muchas de ellas son ocasionadas por virus y pueden alcanzar una alta letalidad”.

Según el Ministerio de Salud Pública de Cuba toda enfermedad respiratoria que sobrepase los siete días de evolución, sin ceder su cuadro clínico es recomendable que la persona asista al médico porque se pueden aparecer complicaciones, conllevar a la gravedad y dar al traste con la vida.

En estos casos refiere la especialista del Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología que se realizan estudios en la búsqueda de otros virus respiratorios. Con este fin se utilizan los mismos medios que se emplearon cuando la Covid-19, las muestras son enviadas al Instituto de Referencia Pedro Kourí (IPK), mediante las cuales se ha detectado la circulación de otros virus respiratorios.

Por lo general estos estudios se realizan a los pacientes que se encuentran en unidades cerradas de cuidados intensivos e intermedios, al detectarse un brote comunitario o en alguna institución escolar, hospitales u hogares de ancianos, procedimiento que comprende la toma de muestras para ser enviadas al IPK.

En este sentido, la doctora Estéfano Rodríguez refirió que en el presente año se han detectado mediante estudios especializados el aislamiento de influenza A y de rinovirus. Mientras que el resto de las muestras enviadas han resultado negativas.

Precisamente, en los últimos años la influenza y la neumonía se ubican entre las primeras cuatro causas de mortalidad en este  territorio nororiental, solo antecedidas por las enfermedades del corazón, los tumores malignos y las enfermedades cerebrovasculares.

No pocas veces el exceso de confianza da paso al contagio de las enfermedades respiratorias. De ahí que la responsable del programa de enfermedades respiratorias considere que para prevenirlas no se deben confiar las personas, pues esa no debe ser la posición de la población, al contrario, debe seguir protegiéndose y cuidándose en los medios de transporte, en tiendas y otros espacios donde se concentra gran cantidad de población.

Es pertinente mantener el lavado de manos, el uso del nasobuco en las instituciones donde está estipulado y en los hogares cuando algún miembro de la familia presenta síntomas respiratorios, escenarios donde gana espacio la propagación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce + 12 =