capitolio, La Habana, turismo de ciudad, cultura, Cuba
El capitolio de La Habana, un gran símbolo arquitectónico de Cuba. Foto: Tomada de Excelencias

FITCuba 2023, momento crucial para el turismo

La 41 Feria Internacional de Turismo de Cuba (FITCuba 2023-1 al 5 de mayo) comenzó este lunes y apunta a enfrentar un momento clave para el sector de los viajes en este archipiélago, y su necesaria recuperación.

Con escenario en La Habana, la capital política de la nación, la cita mira a impactar en la opinión de turoperadores y agentes de viajes, unos que llegan por primera vez a esta bolsa de turismo, otros con larga trayectoria en las relaciones aquí.

Se trata de la oportunidad para unos de acercarse a los paisajes y las bondades del sector en este país y para otros corroborarlo, todo ello con la posibilidad de otorgar un impulso adicional a la industria sin humo y de esta suerte facilitar otras esferas económicas en momentos verdaderamente difíciles.

Entre las claves para ello se encuentran las combinaciones que se apoyan en la seguridad de la nación y en la amabilidad de los cubanos, a lo que se suman las bellezas, tradiciones y una infraestructura creciente del turismo en la mayor de las Antillas, todo ello para beneficiar a la economía.

Cuando Cuba es conocida más que todo por su clima y playa, ahora las autoridades tienen en la mano la idea de la diversificación de las propuestas con circuitos, naturaleza, cultura, tradiciones, congresos y reuniones, o náutica recreativa, entre otros.

De ahí que la modalidad a la cual dedican FITCuba 2023 sea Patrimonio y Cultura, con sede del evento precisamente en La Habana, un territorio que tiene mucho de ello.

Pese a que el propio Ministerio de Turismo (Mintur) de esta nación reconoce deficiencias, sobre todo en los planes de comunicación de esta esfera, y el deseo de incrementar la calidad en los servicios, el país parece que por sí solo se hace publicidad.

Una publicidad que es sumamente espontánea y tiene componentes de música, baile y tradiciones que van más allá de los planes oficiales.

De ahí que cada feria de turismo sea mayor comparada con la anterior, como muchos expertos repiten, y entendidos llegados por primera vez ávidos de conocimiento sobre el turismo en esta nación, y en sentido general actualizar su visión de tratos.

La Feria como tal es un catalizador, un momento para negociaciones, pero sobre todo el instante apropiado para tener un termómetro de cómo anda el presente y que camino tomará el futuro.

Para Cuba el turismo representa una palabra clave en la economía de ahí que las autoridades apuesten con valor por cumplir este año la atención a 3,5 millones de visitantes extranjeros, lo cual como meta y regocijo financiero es símbolo en medio de las dificultades económicas y de recuperación, propósito, esperanza y posibilidad.

Con información de Prensa Latina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete − cuatro =