Béisbol, Pelotas, Cambio climático
Pelotas de béisbol. Foto: Trabajadores

Jonrones en béisbol aumentan, en parte, por el cambio climático

El cambio climático está convirtiendo a los toleteros de las Ligas Mayores en bateadores aún más calientes, ayudando a que se envíen alrededor de 50 jonrones adicionales por año por encima de las vallas, según afirma un nuevo estudio.

El aire más caliente y más delgado que permite que las pelotas vuelen más lejos contribuyó un poco a un aumento en los jonrones desde 2010, según un análisis estadístico realizado por científicos de Dartmouth College publicado en el Boletín de la Sociedad Meteorológica Estadounidense del viernes. Se analizaron 100 mil juegos de Grandes Ligas y más de 200 mil pelotas puestas en juego en los últimos años junto con las condiciones climáticas, los estadios y otros factores.

“El calentamiento global está aumentando el número de jonrones en MLB”, dijo el coautor del estudio, Justin Mankin, científico climático de Dartmouth.

Díaz-Canel elogia actuación del equipo cubano de béisbol

Es física básica

Cuando el aire se calienta, las moléculas se mueven más rápido y se alejan unas de otras, lo que hace que el aire sea menos denso. Las pelotas de béisbol lanzadas con un bate llegan más lejos a través del aire más delgado, porque hay menos resistencia para frenar la pelota. Solo un poco más de distancia puede significar la diferencia entre un jonrón y un elevado, dijo Alan Nathan, físico de la Universidad de Illinois, quien no formó parte del estudio de Dartmouth.

Nathan, uno de un grupo de científicos que consultó con MLB sobre el aumento de jonrones, hizo su propio cálculo simple, basado únicamente en la física conocida de la balística y la densidad del aire a medida que cambia con la temperatura, y dijo que obtuvo el mismo resultado que los investigadores de Dartmouth.

Tanto Nathan como el equipo de Dartmouth encontraron un aumento del uno por ciento en la probabilidad de jonrones con cada grado que se calienta el aire, pero el promedio anual total de jonrones ayudados por el calentamiento es solo el uno por ciento de todos los jonrones, calcularon los investigadores de Dartmouth.

Los factores no climáticos contribuyen aún más a la avalancha de pelotas que salen volando del parque, dijeron científicos y veteranos del béisbol. El factor más grande es la pelota y el tamaño de las costuras, dijo Nathan, y MLB hizo pequeños ajustes a la pelota antes de la temporada 2021. Otros factores incluyen la atención reciente de los bateadores al ángulo de lanzamiento, bateadores más fuertes y lanzamientos más rápidos.

El estudio sobre la incidencia del cambio climático comenzó después de que al final de la “Era de los Esteroides” en el béisbol, se vio un aumento en los jonrones.

Los jugadores de béisbol veteranos y los ejecutivos dijeron que la investigación encaja con lo que han visto en el campo.

“Siempre nos sentimos así durante años”, dijo el presidente de operaciones de béisbol de Philadelphia Phillies, Dave Dombrowski. “Cuando hace más calor, la pelota viaja más y tienen evidencia científica que lo respalda”.

Los jonrones siempre han variado según el estadio debido a factores como las dimensiones que son más amigables para los lanzadores que para los bateadores, o viceversa, y las condiciones del viento.

El equipo de Dartmouth descubrió que el efecto del clima sobre los jonrones también variaba según el estadio. El Wrigley Field de Chicago, que todavía alberga muchos juegos de día, ofrece las condiciones de calor más amigables para los jonrones. El análisis estadístico no encontró jonrones significativos asistidos por calor en el Tropicana Field de Tampa Bay, el único estadio techado de tiempo completo en MLB.

Tomado de Cubadebate

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × dos =