Banes, Mario Rojas, Talleres Ferroviarios de Banes
Mario Rojas Caldas en su torno. Foto: Radio Banes

Mario Rojas regresa a su torno cada día

Mario Rojas Caldas tiene ya su bigote encanecido por los años, tantos que casi no puede contar el almanaque, pues son muchas hojas que pasar, pero aún está ahí, en los talleres ferroviarios “Jesús Suárez Gayol”, de la ciudad de Banes, que al decir de él, son su propia vida.

Hombre de trabajo, se levanta muy temprano en la mañana para regresar una y otra vez a ese escenario de tantas batallas, junto a su torno, de procedencia polaca, que lo ha acompañado todos estos años, como un hermano que no lo abandona en ese afán constante de aportar más a la economía del país.

“Yo no puedo estar sin esto, es como una ropa que no me puedo quitar de encima. Desde los 18 años estoy aquí y ya tengo más de 60, imagínate. A veces lo intento, pero qué va, vuelvo otra vez, porque este torno es como mi familia. Lo cuido tanto que es el único de este tipo en Cuba que funciona”, precisa con un tono de satisfacción.

Banes, Mario Rojas
Foto: Radio Banes

Innovador destacado, Mario es uno de los trabajadores vanguardia en los centenarios Talleres Ferroviarios de Banes, los cuales prestan servicios de tiro de caña, azúcar y mieles en todos los centrales de la provincia de Holguín, así como otras tareas de la economía, como la transportación de mercancías para la canasta básica de la población.

“Aquí se trabaja con verdadero amor, inventamos de todo, para que las locomotoras y todos los equipos puedan cumplir su función. Ahora estamos inmersos en la innovación y adaptación de piezas de las máquinas rusas que llegaron del convenio Sinara, las cuales andan gracias al ingenio y la voluntad de todo nuestro colectivo”, señala.

En sus ojos existe un brillo especial cuando se le habla del toque mañanero de la sirena y de esos hierros que moldea con manos de artesano en su viejo torno, al cual le pasa la mano todos los días, como acariciándolo, para que siga junto a él, latiendo con vida y transitando por los tiempos.

Fundados hace más de 100 años, los talleres ferroviarios “Jesús Suárez Gayol” son una verdadera institución de trabajo y una escuela por donde han pasado miles de banenses a beber de su sabia. Entre sus alumnos más destacados y talentosos está Mario Rojas Caldas, un hombre que dice amar infinitamente esos hierros y el sonido de la sirena que despierta a la ciudad.

Por Carlos García Matos (Radio Banes)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece + 6 =