Fernando Hechavarría
Fernando Hechavarría y su alumna aficionada Oriannis Dayira Carralero, ganadora del concurso Donde crece la Palma 2023. Foto: Radio Juvenil

Fernando Hechavarría, un artista calixteño

Como un fiel exponente del dibujo en el cual se inspira para contar desde la óptica más personal, se define el quehacer artístico del instructor de la plástica Fernando Hechavarría, quien logra en sus obras la genuina cubanía.

Así es que desde sus piezas más intimas y su labor educativa ha logrado ubicarse entre los profesionales del holguinero municipio de Calixto García con más renombre en el arte de los trazos y las líneas.

A propósito de la celebración este 18 de febrero del Día del Instructor de Arte, Fernando Hechavarría contó de la vocación que lo ha hecho un profesional para Cuba y el mundo.

¿Cuándo es que descubres que te gusta pintar?

“Desde pequeño me gustaba dibujar, me fascinaba pintar tractores; por mi casa en el barrio Camilo Cienfuegos en el Consejo Popular de Las Casimbas, transitaban mucho estos vehículos y fue lo primero que hice al igual que los retratos a la edad de seis años. Sin ninguna asesoría pintaba lo que veía y así transcurrieron los años en la educación Primaria y Secundaria”.

¿Cómo es que llegas entonces a estudiar para instructor de arte?

“Cuando cursaba la Secundaria básica ya se estudiaba la carrera en la provincia, me fui para un concentrado allí tuve mi primer profesor Idelmar Cordero que me enseñó algunas técnicas y fue como abrir la puerta para lo que vendría luego, me sirvieron mucho a la hora de presentarme a los exámenes de la carrera y finalmente me fui a estudiar para la provincia”.

Al graduarte, ¿dónde comienzas a trabajar y qué proyectos marcan tu vida profesional?

“Comienzo en la escuela llamada la 2 de San Andrés, un trabajo bonito allí, luego por situaciones personales me traslado al municipio de Holguín, y regreso unos años más tarde al entonces centro mixto Rafael Cruz Pérez de Domínguez, para mí una experiencia maravillosa al lado de profesionales excepcionales como Luis Alberto Góngora de la especialidad de Música y Osmani Barallobre de Danza, en la que logramos proyectos que trascendieron en la escuela y dejaron una huella también en el barrio.

“Cuando tuvimos que salir de ese centro para hacer otros proyectos las muestras de agradecimiento fueron muchas y la verdad que esos momentos gratos en galas, actividades por el Día del Estudiante, entre otras, se recuerdan siempre”.

¿Dónde retomas tu vida profesional?

“Me traslado a la secundaria Pedro Véliz de Las Casimbas en la que permanezco actualmente con un trabajo interesante con mis estudiantes y se me da la posibilidad de trabajar en la Casa de Cultura de Buenaventura en la que he logrado proyectos maravillosos con mis talleristas en concursos como ´Donde crece la Palma´, auspiciado por las Casas de Cultura a nivel de país, y otros de la propia Brigada de Instructores de Arte, en la que nos hemos sumado con obras de mis aficionados y las mías; en lo personal con mis dibujos que es lo que más defiendo y hago”.

A la par asumes proyectos que traspasan fronteras. ¿Cómo valoras esta experiencia que te ofrecen las Artes plásticas?

“Me gusta el diseño gráfico y se me dio la posibilidad de trabajar con la compañía de marketing española BustaSoft, experiencia que me ha hecho crecer y poner en práctica lo aprendido en mi carrera”.

¿Satisfecho con lo logrado hasta el momento?

“Contento de lo conquistado, pero me considero insatisfecho porque sé que aún es posible hacer más, estoy en constante desafío con nuevas propuestas y quisiera en el futuro contar con un proyecto infantil desde las artes plásticas, sería interesante al igual que llevar mi talento al mercado interno y seguir enfocándome en la labor de creación en las escuelas y la comunidad;  hay mucho talento y poco a poco en el municipio  de Calixto García se van abriendo paso las Artes plásticas”.

Por Ariadna Hernández Pérez (Radio Juvenil)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince + 15 =