Cuba, Departamento de Estado, Estados Unidos, Relaciones Cuba Estados Unidos, Terrorismo

Departamento de Estado reconoce la mentira pero no quita a Cuba de lista de patrocinadores del terrorismo

En un reconocimiento tácito de que la mentira es insostenible, el Departamento de Estado de los EE.UU. anunció esta jornada que Cuba no está incluida en su reporte del 2023 sobre los países que no cooperan en la lucha contra el terrorismo.

Un documento enviado a miembros del Congreso, reseñado por medios de comunicación, señala que “el 15 de mayo, el Secretario de Estado de EE.UU. determinó y certificó bajo la Sección 40A de la Ley de Control de Exportaciones de Armas que cuatro países – Corea del Norte Irán, Siria y Venezuela – no cooperaban plenamente con los esfuerzos antiterroristas de Estados Unidos en el año calendario 2023”.

El texto añade que el Departamento de Estado ha determinado que las circunstancias para la certificación de Cuba como país que no coopera plenamente con los esfuerzos antiterroristas (Not Fully Cooperating Country, NFCC) han cambiado de 2022 a 2023 y que, por consiguiente, la cancillería no designa a la isla como tal para el año calendario 2023, según la Sección 40A de la Ley de Control de Exportaciones de Armas.

Sin embargo, la propia entidad aduce que su informe no es suficiente para retirar a Cuba de la espuria y politizada Lista de países patrocinadores del terrorismo, aduciendo que esta está sometida a “la ley y los criterios establecidos por el Congreso”

Pese a que los personeros de la administración Biden conocen bien los esfuerzos de Cuba en la lucha contra el terrorismo y por la paz en nuestra región y que se han sostenido reuniones bilaterales provechosas en el ámbito de la aplicación de la ley, la Casa Blanca no ha hecho nada por eliminar a Cuba de esa Lista a la que nunca debió haber entrado.

La decisión al respecto, tomada por el gobierno de Trump en enero de 2021, a pocos días de que expirara su mandato, ha significado una vuelta de tuerca aun mayor en la aplicación del bloqueo contra Cuba, especialmente en el ámbito financiero-bancario.

Antes, en mayo de 2020, el Departamento de Estado dirigido por Mike Pompeo había catalogado a Cuba como nación que no cooperaba con los esfuerzos contra el terrorismo; denominación que se ha modificado en el día de hoy.

Numerosos países del mundo, incluyendo el Gobierno de Colombia -cuyo mandatario anterior puso parte de los pretextos para que Cuba ingresara en esta lista-, han solicitado desde hace tiempo que Washington retire la designación de Cuba como Estado Patrocinador del Terrorismo y también que levante el bloqueo contra la nación caribeña.

La administración de Barack Obama, había retirado a Cuba de la politizada lista en abril de 2015, poco después del anuncio del restablecimiento de relaciones diplomáticas entre los dos países.

Con información de Randy Alonso Falcón/Cubadebate.cu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 2 =