Corazón, esteto, prevención, enfermedades No trasmisibles

Promueve Holguín acciones para prevenir Enfermedades No Trasmisibles

Cada año se estima que las Enfermedades no trasmisibles son las responsables de más de la mitad de las muertes a nivel global. En Cuba y más específicamente en la provincia de Holguín su comportamiento es similar.

Por este motivo en el territorio se realizan acciones para la implementación de la Estrategia Nacional de Atención a Enfermedades no Trasmisibles (ENT), así como sus factores de riesgo.

De acuerdo con el doctor Juan Carlos Baster Moro, responsable de las enfermedades vasculares en el Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología (CPHEM), “se mantienen como las primeras causas las enfermedades del corazón, los tumores malignos y la enfermedad cerebrovascular. Por tanto, se deduce que a partir de esta realidad sanitaria, se debe transformar este cuadro a través de acciones que van a estar dirigidas durante el 2024 a continuar la implementación de la iniciativa HEART para la hipertensión arterial”.

Entre las principales actividades a desarrollar en la provincia para reducir la morbilidad, mortalidad y discapacidad que suelen causar las ENT se encuentran que “a mediados de año se implementará esta iniciativa pero dirigida específicamente a otra enfermedad no transmisible que es la diabetes mellitus, específicamente la diabetes en el adulto, la tipo dos. Además se continuarán las pesquisas activas con los bioindicadores para el diagnóstico precoz de diferentes localizaciones de tumores malignos como son próstata y colon”, señaló además el también Presidente del Capítulo Holguín de Medicina Familiar.

Mejorar la calidad de vida de la población afectada con estos padecimientos y contribuir a su prevención es la intención de los profesionales de la Salud Pública, de conjunto con organismos y sectores del territorio.

Es vital que desde la atención primaria se efectúe oportunamente la dispensarización de todos los factores de riesgo. Esta oportunidad permite, a su vez, que los pacientes dispongan en su tratamiento de las posibilidades terapéuticas con que hoy se cuenta, así como su seguimiento por los facultativos con la frecuencia establecida, en correspondencia con la enfermedad diagnosticada.

Para lograr este propósito se debe priorizar un abordaje integral de los factores de riesgos, lograr una capacitación periódica del personal del sector sanitario y organismos implicados en cada nivel. Solo así se podrá transformar el escenario que muestran en la actualidad las ENT.

Con información de Infomed Holguín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece + 7 =