leche, Mayarí, Holguín

Persisten desafíos en combinado lácteo de Mayarí

Garantizar el pago a los productores, cumplir con los requisitos de la contratación, asegurar en tiempo el acopio y distribución de la leche, y sostener la calidad del producto final entregado a las bodegas, están hoy entre los retos de los trabajadores del combinado lácteo Mártires de Levisa en el municipio holguinero de Mayarí.

Leandro Fonseca Blanco, director de esta entidad asegura que los niveles de acopio son insuficientes y la mayor cantidad de leche procesada en este centro proviene del municipio de Cueto.

En diciembre último la industria pudo realizar el pago al ciento por ciento a todos los campesinos que facturaron sus producciones, en moneda nacional, dijo el directivo.

De igual manera reconoció atrasos en este sentido durante el 2023 y enfatizó que aunque realizan las reclamaciones a la entidad provincial, aún no cumplen con el pago en MLC.

A partir de la recuperación del sistema de refrigeración, la leche ya no sufre acidificación, aseveró Fonseca Blanco, quien informó que actualmente distribuyen cerca de  cuatro mil 500 litros de leche para la alimentación de los niños menores de 7 años de los municipios de Mayarí y Cueto.

Solo cerca de dos mil litros de leche diarios son acopiados hoy para el procesamiento en la industria ubicada en Levisa, entidad que hace unos meses recibía más de cinco mil y años atrás hasta cerca de 20 mil litros.

El sacrificio ilegal de ganado mayor, la muerte por descuido y el impacto de la sequía en algunos casos, contribuyeron a un decrecimiento en más de tres mil cabezas de ganado en este municipio durante el 2023, con impacto negativo directo en la producción de leche y carne.

Para asegurar la entrega a través de la industria, el Estado prosigue la compra de leche en polvo en el mercado internacional y luego realiza el proceso conocido como estandarización.

La compra estatal al productor es bien remunerada, pero no pasa así en el caso de los acarreadores.

Buscar las alternativas para concretar el cruzamiento de la leche en lugares donde sea factible, sigue siendo uno de los paliativos negociables, según expertos en la materia.

Aunque las evaluaciones en Mayarí determinaron un potencial previsto al contrato de 3.9 millones de litros de leche, lo real alcanzado hasta hoy para el 2024 fue de solo 2.4 millones, con una diferencia superior al millón.

Sin dudas, otro escollo que debe ser superado para asegurar este alimento vital en los niños.

Con información de Portal del Ciudadano Mayarí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − 7 =