Amistad, Amistades tóxicas, salud mental
Algunas amistades influyen de manera negativa en nuestro equilibrio emocional. Foto: iStock

Cuidado con las amistades tóxicas

La amistad es una de las relaciones afectivas interpersonales que la mayoría de los seres humanos tenemos en nuestras vidas, en ella prevalecen la confianza, el amor, el respeto y hasta el consuelo, así se favorece que seamos más felices y empáticos. Con los amigos se comparten alegrías y tristezas, se establece una comunicación transparente y recíproca, de esa manera también se propicia un impacto positivo en nuestra salud física y mental. Con los amigos se está de manera cómoda. Pero cuidado, algunas amistades pueden resultar nocivas.

Hoy en día se habla de amistades tóxicas, y es que algunas amistades influyen de manera negativa en nuestro equilibrio emocional. Puede que lo que haya comenzado como una relación válida y deseable cambie con el paso del tiempo, o puede que desde el comienzo nunca fuera una relación amistosa con todas las de la ley.

Es necesario saber distinguir cuáles son las amistades tóxicas. He aquí algunos puntos que te ayudarán a identificarlas, nueve características que comparten este tipo de amistades.

1. Son manipuladoras emocionales

Vienen a ti sólo en sus malas rachas, mostrando su lado más vulnerable, descargan sus problemas, sus situaciones difíciles, lloran a tu lado, te agobian, con frecuencia te hablan de las mismas tragedias personales y te “cargan negativamente”. Luego se pierden, y es como si nada hubiera pasado. No reaparecen hasta que tengan que ofrecerte más de lo mismo. Te utilizan como “zona de descarga de basura emocional”. Si sólo vienen a ti cuando están en algún rollo, la amistad no es auténtica.

2. Llevan y traen

Amistad, Amistades tóxicas, salud mental
Cuando las críticas y el hacerte sentir mal forman parte del día a día, la relación de amistad deja de ser positiva. Foto: iStock

Traen comentarios imprecisos y chismes de amigos comunes, tratan de hacerte partícipe de ellos. Llegan y dicen: “Te enteraste… ya fulana terminó con mengano, eso se veía venir. ¿No lo crees tú?”. Te sobrecoges, te asombras y no dices nada. Pero el supuesto amigo o amiga amenaza con más: “Y deja que te suelte lo otro que te voy a decir”…Una amistad que solo tiene tiempo para chismes e intimidades de los otros merece que le pongas límites o que le des la baja cuanto antes de tu círculo.

3. Siempre están juzgando a los demás

Son personas que pasan el tiempo juzgando a los demás y te hacen partícipes de ello, no invierten el tiempo necesario en mirarse a sí mismos y reconocer sus propias limitaciones. Esto les impide ser mejores personas. No es ético enjuiciar a los demás como si fueran los únicos culpables de que las cosas no marchan bien a su alrededor. Con estas amistades se impone romper ese círculo vicioso que no aporta nada sano a tu vida.

4. No reciprocidad: ellos reciben y tú das

Si la balanza entre dar y recibir se inclina notablemente, siendo tú quien aportas y tus amigos o amigas raramente tienden su mano, deberías replantearte la situación. No me refiero a dar y recibir en el sentido material, si no en el compartir el interés por la relación y el apoyo. Si después de poner el asunto sobre la mesa no hay disposición para el cambio puedes replantearte el rumbo de la amistad.

5. Criticones que no te apoyan como eres

Las bromas amistosas son frecuentes. Pero cuando las críticas y el hacerte sentir mal forman parte del día a día, la relación habrá dejado de ser positiva. Las críticas frecuentes, abiertas o solapadas, pueden llegar a ser crueles y significan que no hay una aceptación real de tu persona. Las amistades tóxicas pueden llegar a hacerte sufrir. Menoscabar tu persona, puede ser un mecanismo para elevar su estatus por encima del tuyo. Culpabilizarte de lo que no sale bien forma parte de su repertorio. ¿Vale la pena continuar una amistad en la que no vivencias la aceptación?

6. No le puedes confiar tus intimidades

Dos o tres amistades verdaderas pueden contribuir a una vida sana. El círculo de amistades de este tipo lo integran los que han demostrado que puedes confiar en ellos plenamente. Los amigos a quienes confías tus secretos deben ser fieles, además de ser recíprocos, pero nunca falsos ni desleales. Si un amigo deja escapar lo que le hemos comunicado se resquebraja la confianza que predomina en toda buena amistad.

Amistad, Amistades tóxicas, salud mental
Los amigos están para darse y compartirse libremente, no para controlarse y mantener relaciones de poder. Foto: iStock

7. Suelen decepcionarte

Si un amigo no cumple los compromisos contigo, y esto sucede con frecuencia, te puede resultar molesto. Pero si además, comúnmente no responde a tu llamado y prioriza a otras personas y situaciones, puedes dar por sentado que este tipo de amistades son difíciles de reajustar.

8. No respetan a tu pareja, familia o hijos

Con los amigos compartes vivencias, intercambias opiniones sobre tu pareja, el trabajo y la familia. Algunas veces el amigo sobrepasa los límites y critica o desprecia a alguien a quien quieres. Las amistades que ponen en tela de juicio tu relación sentimental pueden llegar a influenciarte para que rompas dicha relación, especialmente en momentos de vulnerabilidad. Si esto ocurre se impone priorizar tu relación sentimental y las relaciones sociales que apoyen tu decisión.

9. Son controladoras y posesivas

Este tipo de amistad es muy costosa y trae dificultades desde los primeros momentos. Los amigos están para darse y compartirse libremente, no para controlarse y mantener relaciones de poder. Una relación amistosa verdadera disfruta que tengas un mundo amplio de motivaciones y relaciones, y no te asfixia. Tú eres un ser humano con derecho a una vida de relación plena.

Los sabios y poetas de todos los tiempos han exaltado siempre la amistad. Además del amor, se necesita la amistad. Para los filósofos griegos ella expresa virtud, es un regalo de los dioses. El principal componente en la amistad es la confianza. También destacan la empatía y la fidelidad, ellas implican la aceptación de las características del amigo, sus valores, ideas, miedos, aciertos, errores, en definitiva, su forma de ser.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 + diez =