Está demostrado que los cambios hormonales propios del ciclo menstrual modifican la química del cerebro, lo que provoca diversos malestares emocionales. Foto: medislove.com

Síndrome premenstrual: un problema de salud con repercusiones emocionales

La menstruación es reconocida como una fase vital en la reproducción y el funcionamiento hormonal femenino. En las últimas décadas se ha prestado atención a los síntomas y signos que la preceden, muchos de ellos conforman el síndrome premenstrual, en el que aparecen por igual malestares generales, ginecológicos y psiquiátricos o emocionales. Este síndrome es un tema controvertido debido a que durante años la aparición del mismo se relacionó con inestabilidad en la personalidad de la mujer, hoy se sabe que no es así necesariamente.

En la actualidad está claro que los cambios hormonales propios del ciclo menstrual ejercen cierta influencia en la química del cerebro. La mayoría de las mujeres experimentan marcado malestar una o dos semanas antes de la menstruación; para algunas el malestar puede ser leve y de corta duración, para otras suele ser severo y más duradero.

El también llamado síndrome de tensión premenstrual se presentacon las siguientes manifestaciones:

  • Tensión mamaria (sensación de rigidez e inflamación en los senos)
  • Dolor e hinchazón abdominal
  • Dolor de cabeza
  • Sudoraciones
  • Aumento o disminución del apetito
  • Retención de líquidos
  • Necesidad de ingerir dulces
  • Estreñimiento o diarrea
  • Acné
  • Dificultad para dormir o sueño excesivo
  • Sentimiento de tristeza
  • Cansancio
  • Intranquilidad
  • Irritabilidad
  • Ansiedad
  • Dificultad para concentrarse
Síndrome premenstrual: un problema de salud con repercusiones emocionales 0
Las sudoraciones pueden aparecer con frecuencia en el síndrome premenstrual. Foto: medislove.com

No todos estos malestares se presentan a la misma vez ni lo hacen con la misma intensidad. La tensión mamaria, la inflamación en abdomen y la irritabilidad son los que más se distinguen.

Existen diversas hipótesis para explicar este síndrome, las cuales plantean una respuesta anormal del organismo ante los cambios hormonales, dificultad con la progesterona, así como deficiencia de calcio y magnesio en la dieta. También se plantea que las fluctuaciones en los niveles de estrógeno y progesterona ocasionan variaciones en los neurotransmisores serotonina y triptófano, los cuales se encargan de importantes funciones como el estado de ánimo, apetito, sueño, memoria, aprendizaje, temperatura, comportamiento y contracciones musculares.

Para tratar esta afección debe comprobarse que los síntomas sean realmente ocasionados por el síndrome premenstrual, para ello es necesario anotar las fechas en las que aparecen durante tres meses; en caso que se presenten siete o 14 días antes del sangrado y suelan disminuir cuando éste llega, no hay duda de que se padece dicho trastorno.

Es aconsejable acudir al ginecólogo para que realice la historia clínica completa, examen físico y exámenes complementarios con el fin de descartar la presencia de enfermedades que pudieran ocasionar síntomas similares.

Síndrome premenstrual: un problema de salud con repercusiones emocionales 1
Existen diversas medidas para prevenir las molestias del síndrome premenstrual que las mujeres deben tener en cuenta. Foto: medislove.com

No existe un tratamiento único para aliviar el síndrome premenstrual que sea eficaz para todas las mujeres, por lo que resulta conveniente poner en práctica las siguientes recomendaciones:

· Ejercicio. Mejora la circulación sanguínea, proporciona sensación de bienestar y energía, y ayuda a atenuar los síntomas.

· Control del estrés. Debido a que es un tanto complicado evitar todas las situaciones estresantes, se recomienda poner en práctica alguna técnica de relajación (por ejemplo, ejercicios de respiración o yoga) que permita liberar la tensión.

· Dieta. Se aconseja disminuir al máximo el consumo de sal, café, grasas y azúcar refinada.

· Actividades adecuadas en el tiempo libre. Cuando el humor es cambiante resulta beneficioso practicar alguna actividad tranquilizante, como leer, escuchar música o dar un paseo.

· Medicamentos. Hay algunos indicados para controlar las molestias del síndrome premenstrual que pueden ser complementados con analgésicos (para aliviar dolores de cabeza, espalda y abdomen), laxante suave (controlar el estreñimiento), antidiarreico (reducir la evacuación de heces líquidas) y suplementos alimenticios (para mejorar la sensación de fatiga).

Está claro que existen diversas medidas para prevenir y controlar las molestias del síndrome premenstrual por lo que, en cierta medida, está en las manos de las mujeres evitar que los síntomas de este trastorno le hagan perder su bienestar en esos días inevitables del mes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 + seis =