crucero, turismo, curiosidad, sociedad
El crucero Coral Princess. Foto: Gerard Bottino / Gettyimages.ru

Pareja de jubilados prefieren el crucero a vivir en un geriátrico

Una pareja de jubilados en Australia que llevaba décadas disfrutando de viajes en crucero vio truncada su afición luego de que la pandemia de la Covid-19 detuvo esa industria y los obligó a permanecer en tierra firme por más de dos años. El año pasado, desesperados por volver al mar, Marty y Jess Ansen reservaron 51 viajes en crucero consecutivos y emprendieron una maratón que aún no termina.

Luego de zarpar el 16 de junio de 2022 del puerto de Brisbane (Queensland, Australia), el matrimonio está cerca de completar 500 días a bordo de la embarcación Coral Princess, donde planean quedarse dos años en total. En diálogo con el programa australiano ‘A Current Affair’, los Ansen afirmaron que nunca les había gustado tanto navegar y que sienten que este estilo de vida es más barato que estar en una casa de retiro.

Además de todas las comidas incluidas y la limpieza diaria de su habitación, Marty y Jess disfrutan de la fuerte conexión que han logrado establecer con el personal a bordo. “Es como venir a ver a mi familia, a mi mamá y mi papá”, aseguró el director del hotel del barco, Van Rooyen.

A la pareja de bisabuelos todavía le quedan ocho meses más a bordo del Coral Princess antes de desembarcar durante unos meses. Luego, emprenderán nuevamente un crucero de un año a bordo del Crown Princess. Ambos confiesan que, si pudieran, viajarían en crucero por el resto de sus vidas.

Con información de actualidad.rt.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 4 =