visita, papas, Juan Pablo, Benedicto XVI, Francisco, libertad religiosa
Hoy Cuba recuerda los ocho años de la visita del Papa Francisco a Cuba, visitada también por Juan Pablo II y Benedicto XVI. Foto: Archivo

La visita del último Papa a Cuba como expresión de libertad religiosa

Cuba recuerda este miércoles la visita del Papa Francisco en 2015 cuando este día oficiara en la capitalina Plaza de la Revolución, la primera de las tres Santas Misas de su estancia en el archipiélago caribeño.

El hecho histórico marca también una de las evidencias por las que La Habana es considerada como la capital de la Paz, asevera en declaraciones exclusivas a Prensa Latina, el reverendo Joel Ortega, integrante del Consejo de Iglesias de Cuban (CIC).

La presencia aquí – en distintos momentos – de los tres últimos líderes de la iglesia católica, portadores del mensaje pacifista resulta muy significativa; más por el hecho de que el actual sumo pontífice se reunió en esta capital, el 12 de febrero de 2016, con Kirill, Patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa, recordó el reverendo.

El hecho -afirma-guarda un gran simbolismo y reconoce también el prestigio de la iglesia católica cubana que ha logrado la visita de su máximo liderazgo en Roma, representado por Juan Pablo II (del 21 al 25 enero de 1998), Benedicto XVI (entre el 26 y 28 de marzo de 2012), y Francisco (del 19 y el 22 de septiembre de 2015).

Su Santidad Francisco muestra su acercamiento a Cuba, al liderazgo del país, y de la iglesia, lo que se traduce en su llamado al cese del bloqueo de Estados Unidos al archipiélago y todas las sanciones que se le imponen, recordó el presidente del CIC.

Asimismo, el líder de la Iglesia Católica, insta a que se permita a Cuba realizar a plenitud su proyecto social y desarrollarse como nación.

El acontecimiento del que hoy se cumplen ocho años, reunió el 20 de septiembre de 2015 en la citada plaza para grandes convocatorias, además del Santo Padre, a los entonces presidentes de Argentina y de Cuba, Cristina Fernández y el General de Ejército Raúl Castro Ruz, respectivamente.

Francisco, nacido en esa nación sudamericana, y convertido en el primer latinoamericano jefe del Estado del Vaticano, como parte de su visita apostólica a Cuba, realizó homilías en La Habana, Holguín y Santiago de Cuba.

El Santo Padre sostuvo encuentros con autoridades gubernamentales y eclesiásticas, realizó una emotiva visita de cortesía al líder histórico Fidel Castro y bendijo al pueblo congregado en las citadas plazas.

El reverendo Joel Ortega remarca que ese acontecimiento concuerda plenamente con las libertades existentes en la nación para la práctica de fe. “Bastaría caminar por las calles de este país y hablar con los cubanos para apreciar esa libertad. Pretender otra cosa es ignorar la realidad”, sentenció.

Con información de Prensa Latina

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × dos =