Uniformes escolares, Holguín, educación, curso escolar
Confección de uniformes escolares. Foto: Angelius (archivo) tomada de periodico26.cu

Confeccionan en Holguín uniformes escolares de buena aceptación

Los uniformes escolares comercializados en una red de 266 establecimientos, distribuidos en los 14 municipios de la provincia de Holguín, gozan de aceptación entre alumnos y padres de los primeros grados de las diferentes enseñanzas.

Las más de 74 mil prendas, hechas por la Unidad Empresarial de Base Confecciones Yamarex, ubican a Holguín entre los territorios que elaboran los uniformes de sus estudiantes, particularidad dentro del sistema educativo en el país.

En la etapa inicial, se priorizaron preescolar y quinto grado de primaria, séptimo de secundaria básica y primero de las especialidades técnicas, como parte de los aseguramientos para el período lectivo 2023-2024, que tendrá unos 141 mil educandos en la provincia, explicó a la prensa Matos Martínez, especialista del área de Calidad de la entidad.

Subrayó que la empresa enfrenta dificultades con las materias primas y se han aplicado innovaciones encaminadas a mantener el funcionamiento de las máquinas, cuyas piezas de repuesto están limitadas por el recrudecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero de los Estados Unidos contra Cuba.

Precisó que aún con estas restricciones, se garantiza paulatinamente el encargo social de la entidad, ascendente a unas 400 mil piezas anuales para cubrir las demandas existentes.

En cuanto a la disponibilidad de tallas, explicó que los rangos son proporcionados a la empresa por el Ministerio de Educación, previa coordinación con los grupos de estudiantes y sus familias, y posteriormente, asumidas por Yamarex.

Respecto a esta temática Yackelín Ramírez Pérez, madre de una escolar de quinto grado del seminternado Dalqui Sánchez de la ciudad de Holguín, expresó la baja disponibilidad de medidas pequeñas en los establecimientos, por lo cual es necesario continuar perfeccionando la coordinación con la industria.

Además calificó de acertada la decisión de vender dos uniformes en el caso de estos grados y proporcionar alternativas al no encontrar prendas con el tamaño adecuado de los infantes.

También Amelia Tamayo, residente en el Reparto Nuevo Llano de la cabecera provincial y trabajadora del sector del turismo, elogió la calidad en el acabado de las piezas y los esfuerzos por suplir las demandas, notorias en los diferentes años de la primaria.

Ante los altos precios en mercados informales, Annia Gutiérez, madre de un alumno de preescolar, reconoció las posibilidades otorgadas a los centros de enseñanza para organizar la entrega de los bonos, hasta tanto se cubran las necesidades paulatinamente.

Yamarex cuenta con cuatro talleres en Holguín, donde se fabrican también mascarillas, servilletas, ropa de trabajo, lencería y ajuares de casa y se recuperan anualmente dos toneladas de desechos textiles reutilizados en líneas alternativas de producción.

Por: Eileen Esther Molina Fernández/ACN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce + seis =