artistas, botellas, celulares, conciertos, escenarios, fanatismo, lanzar
El cantante británico Harry Styles durante un concierto. Foto: El Pais

Furia en los conciertos de famosos

Durante los últimos tiempos en el mundo de la música urbana se está produciendo en los conciertos un fenómeno peligroso, tanto para artistas como fanáticos, que lleva hoy a disímiles reacciones.

Los orígenes de la “moda” de aventar objetos a los cantantes no están claros, pero pueden ocasionar insólitos reflejos por parte de ellos en plenos conciertos. Fue el caso de la rapera estadounidense Cardy B, quien durante un show en Las Vegas fue centro de un incidente que la enfureció cuando desde el público le tiraron encima una sustancia líquida y ella le arrojó el micrófono.

El aparato electrónico se volvió más famoso aún que la propia cantante, al punto de ser subastado luego del suceso.

Nada menos que al exorbitante precio de 90 mil euros salió la venta, por tanto, muchos pueden preguntarse si no fue solo una táctica publicitaria.

Por el momento todo queda en que se trató de una fanaticada, por tanto, Cardy B sigue siendo una víctima de la nefasta tendencia.

El rapero Drake criticó a un “seguidor” por arrojar un vaporizador al escenario, a la cantautora de origen albanés Bebe Rexha le aventaron un celular a la cara y fue herida.

La intérprete estadounidense de country Kelsea Ballerini fue golpeada por un objeto a mitad de la canción, pero el colmo es ofender la memoria de un ser querido como lo que hizo otra fanática, quien se aventuró a probar con un hecho escatológico y echó las cenizas de su fallecida madre a la escena donde actuaba Pink.

¿Qué cariño es ese por sus artistas favoritos? ¿Los tiempos post-Covid dejaron a la gente en tal estado de frenesí? ¿o cuando bajaron las restricciones se convirtió en moda esta furia en los escenarios y en redes sociales?

Otro reciente caso fue el protagonizado por Bad Bunny, quien en medio de un show quedó impactado por un smartphone y todo fue captado por una usuaria de TikTok -otro sitio a veces desvariado completamente, con retos que rayan la demencia-.

A nadie se le había ocurrido años atrás agredir a sus artistas preferidos, y al rapero Lil Uzi Vert le sucedió con un teléfono que cayó a escena.

Su reacción fue tan airada que recogió el celular y arrojándolo hacia el público con una furia de superhéroes, provocó una herida con sangre en la cabeza a una fanática debido al impacto, pero ambos no son casos aislados y la intención puede ser conseguir fotografiarse con ellos.

Una reacción como la de Daddy Yankee es la ideal, pues una fanática tiró su celular, él lo recogió, se grabó con el dispositivo y luego lo devolvió.

Muchos conocen que en los conciertos de Harry Styles sus fans son dados a lanzarle cosas y en el Madison Square Garden le aventaron un Nuggets de pollo.

Ante la situación, mientras Styles reía se preguntaba ¿quién le había tirado un Nuggets de pollo?, y después aclaró: “¡Yo no como pollo, lo siento!”

En Chicago volvió a sufrir un incidente cuando un frenético “seguidor” le lanzó una botella a la entrepierna, quejándose del dolor, aunque todo quedó en una anécdota.

Marc Anthony en su “Viviendo Tour por Colombia” recibió un botellazo en la pierna derecha, momento que se hizo viral. La cantante británica Adele hace poco se manifestó en contra de tales vandalismos y habló sobre la ola de episodios de este tipo.

Concerniente a los cubanos, en un escenario nacional en el centro del archipiélago aconteció hace solo dos fines de semana un hecho como los descritos.

La ciudad de Morón, en la provincia de Ciego de Ávila, fue testigo de otro acontecimiento desafortunado contra los cantantes de la popular orquesta bailable La Original de Manzanillo, cuando una botella proyectada al escenario terminó con la función.

Una joven vocalista del grupo (Katia Naranjo), familiar del Premio Nacional de Música Wilfredo “Pachy” Naranjo, fue la víctima y, según explicó en redes sociales su hermana Karelia Naranjo, directora del grupo, el golpe provocó heridas en la piel y muchas otras partes del cuerpo, causando traumatismos y fracturas.

Músicos del territorio se disculparon con el pueblo y la familia agradeció la rápida atención médica.

Fuentes de la Fiscalía del municipio cubano explicaron a la prensa local que se “procederá a tomar medidas contra el atacante una vez se teste por el médico legal el carácter de las lesiones y el mismo responderá ante la Ley”.

Con información de Daimarelys Pérez Martínez/Prensa Latina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − 2 =