Sueños, Interpretación de los sueños, Sigmund Freud

Los sueños, una forma de procesar nuestros conflictos emocionales

Los sueños resultan enigmáticos, han despertado nuestra curiosidad y nos han fascinado desde los albores de la humanidad. La gente cree que predicen el futuro, que nos permiten entrar en comunión con los espíritus y los muertos, que están llenos de presagios, profecías, augurios y misterios. Para muchos son representaciones de situaciones de nuestra vida en un código secreto difícil de descifrar.

Científicamente los sueños no tienen mucho que ver con estas suposiciones. Ellos son una función  biológica destinada a limpiar los residuos del juego de conciencia del día anterior, con el objetivo de que el cerebro se prepare y esté en mejores condiciones para el siguiente día. Ocurren durante la etapa de movimientos oculares rápidos (sueño REM). Todas sus operaciones utilizan la imaginación en el teatro de la conciencia, organizado como un drama viviente. Es un mundo de representación que consiste en un elenco de personajes que se relacionan por sentimientos, escenarios, tramas y paisajes.

Los dramas internos por conflictos del día: materia prima de los sueños

Sueños, Interpretación de los sueños, Sigmund FreudDurante el sueño, todos los sistemas de órganos hacen su trabajo metabólico nocturno: digestión, desintoxicación, actividad inmunológica, reparación y crecimiento celular. También se desintoxica y restaura el cerebro. Para que la conciencia esté en su mejor punto y abierta a enfrentar los desafíos de cada jornada debe procesar los conflictos que surgieron durante el día, también debemos tener en cuenta que muchas veces hay conflictos del pasado atrapados en el inconsciente.

Los dramas internos, desencadenados por los conflictos del día, son la materia prima de los sueños. Ellos constituyen una producción viva y creativa de conflictos que están a nivel inconsciente que se proyectan de manera simbólica. Es importante tener en consideración que el trabajo real de un sueño no tiene relación con la vigilia. Un sueño no ocurre para ser visto por una persona despierta, no se trata de una producción que se exhibirá en el cine.Está destinado, exclusivamente, a mostrarse en la pantalla de proyección del cerebro mientras dormimos.

La mayor parte de lo que soñamos se olvida

Nuestro cerebro crea imágenes vivientes y sensibles de lugares, situaciones y personas. Para crear estas dentro del trance REM utiliza caminos usuales, redes de conexiones neuronales que recorren toda la arquitectura del cerebro (amígdala, hipocampo, sistema límbico, centro del sentido de realidad, corteza y subcorteza, entre otras estructuras). Las neuronas conectadas conforman un mapa cerebral activado de constelaciones de redes neuronales que toman la forma de imágenes.

El cerebro crea imágenes de representación a partir de los tres años de vida. En el estado de vigilia utilizamos la realidad como nuestra pantalla de proyección y creemos que nuestras proyecciones neurológicas son reales. Lo que nos sucede en los sueños se experimenta de manera tan real como en la vida misma, pero el cerebro rutinariamente hace que su sueño REM sea olvidado. Llama la atención que, por lo regular, soñamos cinco veces por noche pero solo una ínfima parte es recordada.

Procesando nuestros conflictos emocionales

Sueños, Interpretación de los sueños, Sigmund FreudPara los seres humanos es una necesidad procesar los conflictos emocionales que nos ocurren a diario. Los problemas que ocupan las representaciones oníricas son combates, búsquedas, desafíos, aburrimiento, deseos reprimidos, esperanzas, curiosidades, dolor, decepción, intereses, estímulos sexuales, fantasías, temores, angustias, crueldad, sadismo, humillaciones, sufrimiento, abuso, privación, traumas, envidia, celos, tristeza y toda la colección de dramas, compromisos y relaciones de la vida.

Los conflictos a ser procesados no siempre son emocionales. A veces cuando una persona intenta cognitivamente resolver un problema el sueño puede, a través de su trabajo, encontrar una solución. Si se recuerda el sueño al despertar muchas veces se verá la solución. Si no se recuerda el sueño, por lo general, la solución actualizada llegará luego, o no llegará.

Seguramente te has preguntado qué significado tienen tus sueños. Una buena pregunta que no es tan fácil de responder, por más que se especule al respecto. La complejidad radica, como ya he explicado antes, en que los sueños son una representación simbólica de acontecimientos de nuestra realidad, no la realidad tal cual.

Sigmund Freud, el célebre neurólogo y padre del psicoanálisis, tiene entre sus libros más conocidos  “La interpretación de los sueños”. Freud consideraba que los sueños eran una vía regia para llegar al inconsciente, su interpretación era uno de los pilares del tratamiento psicoanalítico.

Curiosamente los sueños nos enseñan más sobre los juegos de la conciencia que nuestra propia vida consciente, es decir, cuando estamos despiertos. A este apasionante tema volveré en un próximo encuentro entre El Psiquiatra y Tu.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince + 15 =