Abel Alfonso, un trabajador de alto voltaje en Banes

Abel Alfonso, Banes
Abel Alfonso. Foto: Radio Banes

José Martí escribió que «a otros embriaga el vino; a mí, el exceso de trabajo». La labor diaria de Abel Alfonso Remedios, electricista instalador de la Empresa Eléctrica del municipio de Banes, hace realidad esa frase del Apóstol. Este hombre sencillo y alegre hace más de 16 años que se dedica a esta importante profesión.

«Llegué a este oficio por pura vocación, desde niño me llamó la atención la electricidad y estuve vinculado a varios círculos de interés de este tema en el Palacio de Pioneros, creo que por eso no dudé al solicitar esta carrera. Trabajar en la Empresa Eléctrica en Banes es un sueño cumplido, y por eso todos los días entrego lo mejor de mí para satisfacer a los clientes».

Abel se siente feliz y agradecido con su trabajo diario, y sobre ello refiere que en esa labor realiza varias acciones «como la rehabilitación de los servicios, el retiro de contadores de aquellas viviendas donde no hay consumo, también realizamos cambios de lugar de estos equipos de medición, así como otras tareas que me encomienden».

El trabajo con las líneas de alto voltaje necesita de mucha precaución, refiere Abel. «Este es un oficio donde es muy importante tener presente todos los medios de protección y cumplir con lo establecido. Nosotros nunca trabajamos solos, somos un equipo. En el caso de mi tarea, trabajamos en pareja y siempre velamos por el cuidado del otro».

Advertencia de un experto

La electricidad trae consigo muchos beneficios, pero también es muy peligrosa cuando no se conocen los métodos para su manipulación. «Muchos accidentes ocurren cuando la población hace instalaciones u otras acciones en las casas, es importante que consulten a las personas que están preparadas para llevar a cabo estas tareas y así evitar situaciones que muchas veces traen consigo hasta la muerte por un incorrecto uso de la energía».

La satisfacción profesional es su mayor orgullo. «Me siento útil para la sociedad, este es un trabajo de riesgo y cuidado, pero me encanta. Esa vocación que fomentaron en mi infancia siempre perdura y es lo que me hace amar lo que hago y dedicarle todo mi empeño para que la población se sienta realizada y feliz con mi quehacer diario».

El trabajo embellece, disciplina y nutre, es otra de las sentencias de nuestro Héroe Nacional, como que también es la única fuente verdadera de riqueza, y bien lo sabe Abel Alonso Remedios, electricista instalador de la Empresa Eléctrica en Banes.

Por: Lilian Ferias Pérez (Radio Banes)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × tres =