Bibliotecaria, bilbioteca, Hospital, Holguín, salud
Mirtha Mejías Quintana, especialista principal de la biblioteca médica del hospital pediátrico Octavio de la Concepción de la Pedraja. Foto: Maylín Betancourt Verdecia

Mirtha, guardiana de su biblioteca médica

Mirtha Mejías Quintana, especialista principal de la biblioteca médica del hospital pediátrico Octavio de la Concepción de la Pedraja es una de las profesionales destacadas en su quehacer en la provincia de Holguín. Una historia que este 7 de junio, día del bibliotecario cubano, resulta provechoso contar para conocer más acerca del funcionamiento de la red de bibliotecas médicas en el territorio.

Biblioteca Médica, Salud, Holguín, Hospital Pediátrico
Biblioteca médica del Hospital pediátrico de Holguín, Octavio de la Concepción de la Pedraja. Foto: Cortesía de la entrevistada
¿Es importante para un centro de salud contar con una biblioteca médica?

“Por supuesto, porque yo como especialista brindo servicio especializado a todos los estudiantes, residentes y en sentido general profesional de la salud que se acerque para buscar información sobre determinado tema.

Llevo 18 años ejerciendo esta labor en el hospital pediátrico pero en salud pública hace 34 años que soy especialista en la labor. En ese tiempo he conocido lo importante que resulta para una institución de salud contar con un espacio así porque allí pueden acudir todos los profesionales que quieran superarse y recibir información especializada sobre la búsqueda que desea realizar”.

Hospital Pediátrico Octavio de la Concepción y la Pedraja, Holguín, salud
Mirtha Mejías junto a un grupo de sus compañeros de trabajo. Foto cortesía de la entrevistada
¿Cuánta preparación implica el trabajo en una biblioteca médica?

“La carrera de Bibliotecología se estudia en cinco años, primero se hace técnico medio, luego la preparación para llegar a ser especialista. Para mí resulta muy importante que la bibliotecaria de un centro de salud esté bien preparado para poder brindar así la información solicitada por los usuarios”.

En momentos en que muchos aseguran que las nuevas tecnologías han desplazado a los libros tradicionales ¿Están en peligro de desaparecer las bibliotecas médicas?

“Desde mi punto de vista los libros tradicionales van a continuar  siendo utilizados por los profesionales. Si bien la era digital ha contribuido mucho a gestionar el conocimiento, también existen muchos que apuestan por tocar y manosear los libros. Incluso conozco profesionales que no tienen los recursos digitales como una computadora o teléfono celular y le es más asequible un libro.

En las bibliotecas médicas brindamos diferentes servicios como los préstamos circulantes que el usuario se los puede llevar y consultarlos en el momento en que lo necesite”.

Biblioteca, Hospital Pediátrico Octavio de la Concepción y la Pedraja, Holguín
La organización es esencial en las bibliotecas. Foto: Cortesía de la entrevistada
¿Cuál considera es el principal reto de los especialistas que trabajan en las bibliotecas médicas?

“Seguir superándose cada vez más ´porque con toda la cantidad de información que hay hoy en día se debe saber cómo utilizarla mejor, recopilarla y brindar el mejor servicio posible a los usuarios que nos visiten”.

Los últimos 18 años de su vida Mirtha los ha dedicado a gestionar el conocimiento en una de las 61 bibliotecas médicas con que cuenta el sistema de salud pública en este territorio nororiental.

Sirva su historia y el amor que profesa a su labor para reconocer a quienes cual guardianes del cuidado y la organización mantienen activo el funcionamiento de las bibliotecas médicas.  Sirva también de homenaje a Antonio Bachiller y Morales, considerado el primer bibliógrafo cubano, motivo por el cual en saludo a su natalicio tiene lugar esta celebración.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − diecinueve =