Educación, Pedagogía, Maestra, Holguín, Elia Pupo Maceo
Elia Pupo Maceo, maestra de generaciones en el municipio holguinero de Urbano Noris. Foto: Yamila Pupo

Elia, maestra de generaciones de holguineros

Para Elia Pupo Maceo ser maestra es pasión y oficio. Esa vocación por el magisterio la acompaña desde hace 45 años y enaltece su historia de vida. Aunque jubilada se mantiene activa frente a aulas en el seminternado José de la Luz y Caballero en el municipio de Urbano Noris, y conoce bien cuanta consagración y esfuerzos demanda esta noble profesión que desempeña con satisfacción desde muy joven.

Ejercer la docencia de manera ininterrumpida durante más de cuatro décadas, en distintas etapas de transformaciones del sistema educacional cubano, ha sido una grata experiencia que le ha ofrecido la posibilidad de incidir favorablemente en la educación integral y formación de valores de distintas generaciones de estudiantes holguineros acompañando su proceso de aprendizaje de forma individual o colaborativa.

Apenas tenía 20 años cuando cumplió misión internacionalista en Nicaragua al integrar el Contingente Pedagógico Augusto César Sandino. Estuvo entre los primeros maestros de la provincia de Holguín que viajaron a recónditos lugares de esa nación centroamericana entre 1979 y 1981 para alfabetizar a los más humildes y vulnerables.

“Enseñé a leer y escribir a niños y niñas de distintas edades con amor y cariño, a pesar de mi poca experiencia en ese entonces; allí me incorporé a la gran cruzada de alfabetización nacional con métodos similares a los de Cuba, pasando muchísimo trabajo, pero nada me intimidó y logré alfabetizar a nueve adultos”.

Educación, magisterio, Elia Pupo Maceo, maestra, Holguín
El rol docente dando paso al proceso de aprendizaje conjunto. Foto: Yamila Pupo Otero

Esa inolvidable vivencia afianzó su decisión de abrir caminos al saber con la impronta de la docencia y el humanismo. Desde entonces han pasado más de cuatro décadas y continúa con excelente desempeño como maestra del nivel primario en su pueblo natal San Germán, donde es reconocida por sus métodos de enseñanza y alta calificación profesional.

Consecutivamente fue 11 años vanguardia nacional de su sector. Participó en el V Congreso del Partido Comunista de Cuba y en dos festivales mundiales de la juventud y los estudiantes —como delegada asistió al celebrado en Moscú, Rusia, en 1985  y como invitada de honor al realizado en La Habana, Cuba, en 1997—. “En esa ocasión tuve la dicha de que me acogiera en su casa Aleida March de la Torre, quien fuera la esposa del Che. Una oportunidad especial de acercamiento a la vida del Guerrillero Heroico”.

Educadora ejemplar, Máster en Ciencias de la Educación, galardonada con numerosas medallas y distinciones durante su trayectoria pedagógica y quehacer investigativo, Elia, fue también diputada a la Asamblea Nacional del Poder Popular en su séptima legislatura e incontables alumnos agradecen su dedicación y loable labor en su formación académica. Desde 2006 es profesora auxiliar del Centro Universitario Municipal en Urbano Noris.

Cada día ratifica su deber con el magisterio como noble, genuina, virtuosa y altruista obra humana: “Me siento orgullosa de lo que soy, alguien me grita: ¡maestra!, y me da un abrazo, ese es el mayor agradecimiento”.

Yamila Pupo Otero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + 15 =