Argelia Batista
Argelia Batista en la confección de fichas factográficas y analíticas. Foto: Cortesía de la entrevistada

Con Argelia, entre libros

En conmemoración del nacimiento del padre de la Bibliografía Cubana, el próximo siete de junio, tres holguineras recibirán la Distinción Antonio Bachiller y Morales por la obra de toda la vida. Una de ellas, Argelia Batista, acumula 24 años al servicio de una institución insigne de la cultura holguinera: la Biblioteca Provincial Alex Urquiola.

Argelia Batista conoce a la Biblioteca Provincial Alex Urquiola, de Holguín, como la palma de su mano. Esta mujer, de memoria envidiable, ha vivido unos 24 años entre aquellos libros, etapa en la que ha recorrido casi la totalidad de las salas desde que iniciara, en junio de 1999, por la recepción de dicha institución cultural.

Recientemente fue noticia la entrega de la Distinción Antonio Bachiller y Morales, el más alto reconocimiento a bibliotecarios cubanos por la obra de toda la vida, que esta vez recayó en tres holguineras, entre ellas Argelia, quien conversó con Radio Angulo Digital sobre el noble servicio del bibliotecario.

Argelia Batista
Con los niños del proyecto comunitario “Libros en movimiento”. Foto: Cortesía de la entrevistada
¿Qué le motivó a dedicarse a esta profesión, que es, ante todo, un servicio a los demás?

“Educar, desde cualquier puesto, es una obra de infinito amor. El oficio del bibliotecario es como el de un maestro, porque constantemente asistimos a los usuarios que llegan a nuestras salas ávidos de saber, por necesidad o placer, con la certeza de que cualquier conocimiento se puede hallar en las páginas de un libro.

“Hace un año comencé en la Biblioteca Alex Urquiola un proyecto comunitario llamado ‘Libros en movimiento’, convertido en campaña de promoción de la lectura, con el fin de acercar la literatura al barrio, sobre todo, a niños y adultos mayores. He llegado a círculos y casas de abuelos, escuelas primarias y hasta mis vecinos del Reparto El Llano se han animado a leer. Esa es la mejor recompensa a mi servicio”.

Tengo entendido que fue en la recepción de la Biblioteca Provincial de Holguín donde comenzó esta hermosa relación

“El 19 de junio de 1999 comencé a trabajar en la biblioteca Alex Urquiola como recepcionista. Entonces, contaba con noveno grado de escolaridad. Pero logré transitar por todas las enseñas posteriores: a los dos años de labor, cursé la Facultad Obrero Campesina, luego el Técnico Medio y, aunque muchos dudaron, también me hice universitaria. Fui la mejor graduada de mi carrera.

“Esto me ayudó a recorrer casi todas las áreas de la biblioteca, aunque ha sido en las salas Hemeroteca y Martiana donde mejor me he realizado. Aprendí de la mano de una ferviente martiana y bibliotecaria, Coralina Urbino Rodríguez (Coral), dado que cuando ella salía a eventos, alguien debía sustituirla en sus labores. En 2016 pasé a la Hemeroteca, donde ha transcurrido la última etapa de mi vida profesional”.

¿Qué se atesora en las hemerotecas?

“Recibimos y guardamos celosamente numerosas publicaciones seriadas, nacionales y extranjeras. En el caso particular de los periódicos, en la Biblioteca Alex Urquiola atesoramos un total de 13 títulos, muchos de larga data, pero también tenemos revistas. El trabajo en este departamento consiste en una lectura técnica de cada número, tras lo cual elaboramos fichas factográficas y analíticas para poder determinar, ante el pedido de un usuario, dónde está guardada la información que demanda.

“Sin las hemerotecas, la memoria histórica quedaría huérfana. En la prensa se va escribiendo y añejando la historia, gracias a ello, al paso de los años, es posible revisitar hechos y personajes del pasado más o menos reciente que, de lo contrario, quedarían en el olvido”.

¿Cree que en la sociedad actual, las personas que se valen de las bibliotecas para realizar sus investigaciones y obras de distinto tipo son agradecidas con los bibliotecarios?

“Cuando comencé en la Sala Martiana junto a Coral, el trabajo alcanzaba mucho reconocimiento de los usuarios, lo cual me animó a crear un repositorio con sus criterios. Esa libreta aún la conservo, es muy gratificante. Y aún contamos con el privilegio de usuarios asiduos y muy agradecidos con nuestro trabajo”.

Argelia Batista
Argelia acumula 24 años al servicio de la Biblioteca Provincial Alex Urquiola. Foto: Cortesía de la entrevistada
Sabemos que es integrante de la ASCUBI, o sea, la Asociación de Bibliotecarios de Cuba, organización que también fue reconocida por su actuación destacada a nivel de país. ¿Cómo ha sido el trabajo de la filial holguinera?

“La ASCUBI es una organización que agrupa a bibliotecarios, activos o jubilados, y profesores de las especialidades de Bibliotecología y Ciencia de la Información, pero también personal no bibliotecario que labora en nuestras instituciones.

“El desempeño de la filial holguinera de la ASCUBI durante los últimos años ha sido sostenido y ya se recogen frutos. Desde el 2014, el ejecutivo ha captado más asociados, hasta llegar a 372 en toda la provincia. En tanto, el Ministerio de Justicia ha realizado evaluaciones periódicas a la organización, según lo estipulado en la ley, en los cuales también se ha probado la calidad del trabajo. En el caso específico del órgano de base de la Biblioteca Alex Urquiola, resultó destacado en la última asamblea de balance”.

Hoy en día proliferan las nuevas tecnologías, ¿qué piensa de los libros electrónicos?

“No podemos negarnos al desarrollo. Los libros electrónicos constituyen una alternativa cuando no se tienen en formato físico. Yo, como casi todos los bibliotecarios, prefiero el libro tradicional, impreso, pero no pretendo imponer gustos, lo importante es leer”.

Lea también: Presentan Observatorio del libro y la lectura en Holguín

Por: Aniel Santiesteban García

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho + 6 =